Actualizado
domingo, 21 julio 2019
20:07
h
URGENTE

Abrazo a la Virgen de Nazaret

Cientos de devotos acompañarán a la imagen en la romería de Chiclana de Segura
|
12/05/2019

No se tiene constancia de cuando comenzó a celebrarse la conocida como la romería de “La Carrasca”, señal de la tradición histórica con la que cuenta esta festividad. Se desarrolla el segundo domingo de mayo y en ella se rinde honor a la Virgen de Nazaret. Y como no podría ser de otro modo, curiosa es la leyenda que gira entorno a esta talla. Cuenta la voz popular que cuando Venta de los Santos pertenecía a Chiclana, juntos celebraban un festejo en honor a la Virgen de Nazaret y al Cristo de la Expiración, la cual se desarrollaba en un lugar llamado “Cortijillo de la Virgen". Cuando dejan de pertenecer al municipio, se produciría un conflicto entre feligreses para dilucidar quien habría de quedarse con la bella imagen gótica de la Virgen. Finalmente, se optó porque fuera la suerte quien se decantase por uno lugar u otro, pero según narra la historia que ha pasado de generación en generación, cuando los hijos de ambas poblaciones fueron a levantar la imagen, no pudieron hacerlo de cuánto pesaba.

Cierto o no, la tradición se ha mantenido y hoy Chiclana huele a romería. Una fiesta que se celebra en el llamado “el descansadero de la carasca" , zona donde se demuestra el amor por la Virgen de Nazaret. Hasta allí peregrinan los hermanos de la cofradía y los demás fieles, tanto del municipio como de los alrededores. Son varios días los que acogen actividades pero, sin duda, el día más grande será el de hoy. Cientos de personas se agolparán en la plaza para ver salir y acompañar a su patrona hacia el santuario de “La Carrasca" donde será recibida en devoción por sus siervos. Eso sí, no todo tiene carácter religioso, también habrá un momento para compartir y disfrutar con familiares y amigos y poder degustar un delicioso almuerzo, en el que no pueden faltar platos típicos, como tomate frito y huevos cocidos. La romería pondrá su fin con la llegada al municipio de la Virgen y su recibimiento en la plaza, donde también se subastarán las cintas bordadas por las mujeres, que habrán portado la Virgen y el Niño.