Hagan apuestas

06 jul 2020 / 16:37 H.

Pendiente quedó una convocatoria electoral que coincidió en el tiempo con el cambio de gobierno en la Junta de Andalucía. El Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas cuenta con un Consejo Rector que, aunque no es más que un órgano meramente consultivo, genera rivalidad política entre quienes aspiran a llegar a la presidencia. Cuatro candidatos dieron el paso para representar una de las zonas protegidas más grandes de Europa, un proceso que sorprendió a propios y extraños y que hizo que los alcaldes de un mismo partido con voz y voto en este “entierro” se dividieran en una maniobra cuyos resultados están en manos de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible en primera instancia y, en última, del Consejo de Gobierno de la Administración autonómica. ¿Quiénes aspiran al cargo? José Ayala, presidente de la Asociación de Alojamientos Turísticos; Manuel Salazar, secretario general de UGT en Jaén; Francisco Javier Bermúdez, alcalde de Siles del Partido Popular, y Sergio Rodríguez, exalcalde de Orcera por el Partido Socialista. Impensable tanta concurrencia en un proceso en el que ni siquiera hay nómina.

En la búsqueda de una única terna necesaria para el relevo de David Avilés, pendiente de entregar los poderes desde 2018, fue necesario desempolvar las urnas. El recuento de las papeletas dio 20 votos a Francisco Javier Bermúdez, 18 a José Ayala, 6 a Sergio Rodríguez y 4 a Manuel Salazar. ¿Hacia quiénes se dirigieron los votos de los alcaldes? Hay que tener en cuenta que son doce los ayuntamientos que forman parte del Consejo Rector, aunque son muchos más los representantes de diferentes ámbitos que también tienen derecho a elegir candidato, desde la Universidad hasta la Junta de Andalucía, pasando por personalidades de renombre en esto del medio ambiente. Las fuentes consultadas aseguran que la presentación de tantos aspirantes al cargo responde a una estrategia del Partido Socialista encaminada a fragmentar el voto para que no fuera el alcalde de Siles el futuro presidente. De ahí se entiende que el responsable sindical diera un paso que, finalmente, no surtió efecto, puesto que, con cuatro respaldos, se quedó fuera de la terna. A tenor de los resultados, los alcaldes socialistas se dividieron entre Sergio Rodríguez y José Ayala. En líneas generales, salvo excepciones que puedan confirmar la regla, los de la comarca de Segura se decantaron por el orcereño y los de Cazorla apoyaron al empresario, independientemente de que la balanza ideológica del hostelero se incline más hacia la derecha que hacia la izquierda. En este sentido, los ayuntamientos de Santiago-Pontones, Segura de la Sierra, Hornos de Segura y Beas de Segura estuvieron con Sergio Rodríguez, mientras que los de Cazorla, La Iruela, Quesada, Peal de Becerro e Hinojares fueron con José Ayala. Ni que decir tiene que, en Las Villas, Villacarrillo votó a Javier Bermúdez y, sin embargo, Sorihuela del Guadalimar, quizás, también al orcereño. Está claro que Siles mostró su respaldo a su propio alcalde.

Así está el “patio” en una terna que, ahora, tendrá que dar el visto bueno el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía y que mucho tiene que cambiar la cosa para que el futuro presidente del Consejo Rector del Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas no sea, a partir de ahora, el alcalde sileño. Lo fue Gaspar Zarrías durante catorce años, mucho más de lo permitido reglamentariamente. Le siguió el exrector de la Universidad de Jaén Luis Parras hasta llegar a David Avilés. Hubo intentos, hace dos años, para que se quedara en el cargo el exministro de Trabajo Valeriano Gómez, pero no cuajó la propuesta, cambió el signo político de la Administración andaluza y cambiará el de la dirección de este espacio protegido.