Un mundo paralelo y nada cuerdo

Entrega de fin de mes del “señor Jota”, que está derretido de la calor y el hastío político >> Eso sí, convencido de que si no se le pone otra cara a lo que viene, lo que viene será...

26 jul 2020 / 10:40 H.

Es de locura todo porque así quieren que lo veamos, una pelea continua, una diatriba eterna y un permanente enfrentamiento entre quienes mandan aquí contra quienes mandan allí, los que no mandan, pero quisieran mandar y lo que aún mandando y tenerlo todo a su alcance no dejan que salga el sol para nadie. La vida misma que contemplamos atónitos, impuesta y sugerida, inducida y aconsejada, cuando luego las cosas no son así. Hay otro mundo paralelo, cada uno con su locura, pero no la locura del hastío de la política y la democracia que derivó hace tiempo sin solución de retorno en partitocracia. Al “señor Jota” se le sigue atragantando la absoluta actualidad del poema “Vientres sentados” de Luis Cernuda y frente a los cuerdos adocenados, siempre recurre al poeta alemán-americano Bukoswki: “Algunas personas no enloquecen nunca. Qué vida tan horrible deben tener”.

Decía Séneca que “la felicidad no mira dónde nace, sino dónde te puede llevar” y a eso estamos jugando, a poner en manos de la ruleta rusa nuestra propia vida como única tabla de salvación visto lo vivido, rumiado lo que nos han hecho vivir y ‘cortocircuitadas’ todas las neuronas de tanto confinamiento. Otro mundo es posible, más solidario, claro, pero también más deseoso de vivirlo antes en primer persona del singular, que la vida ha parecido escapársenos de las manos. Y ahora... pues nos enfrentamos a un mundo paralelo y nada cuerdo, harto de seguir las instrucciones de la pandemia que vomita alegría y desenfreno en los botellones, que para eso la juventud baila de noche y sestea de día. Más otro mundo paralelo y tampoco cuerdo, aunque sean más mayores sus protagonistas, que llena las playas, que discute la arena por centímetros y que, encorajinada, no sabe que tiene delante mismo la propia muerte, en rifa y con la mayoría de las papeletas en la mano. Quizá sea, piensa el “señor Jota” convencido de la inutilidad de su pensamiento cuando de masas se habla, porque una cosa es opinión pública y otra opinión publicada y, ya saben, lo que sale en los noticiarios de la tele es mismamente lo que quieren que sepamos, la realidad ya digerida frente al mundo paralelo que nosotros habitamos y anhelamos seguir habitando. Pese a la covid-19 y sus mortíferos efectos, olvidados, piscológicamente olvidados, porque no podemos vivir eternamente con el miedo de las primeras semanas, el mundo paralelo de la sociedad que tiene hastío de pagar siempre los platos rotos y que sus representantes tengan vajilla nueva continuamente, ha salido a la calle y ya no la encierra ni Dios... Así las cosas, el “señor Jota” no les pide ni mesura ni cordura en esta Contracrónica del Verano, expresamente porque piensa como Charles Chaplin: “La vida es una obra de teatro que no permite el ensayo, por lo tanto, canta, llora, baile, ríe y vive intensamente, antes de que la cortina se cierre y la función termine sin aplausos”. Amén.

CUESTIÓN PRIMERA

Frente a la realidad ya digerida que quieren imponernos llega la locura total

CUESTIÓN SEGUNDA

Chaplin: “Vive antes de que la cortina se cierre y termine sin aplausos”

ADIVINA... ADIVINANZA

>> “¿Qué empresario jiennense lleva años reclamando la subsanación de una ilegalidad que le prometió el anterior alcalde y ahora de nuevo?” (10-11-2019)

LA CLAVE

Pues la cosa sigue igual, aunque la ilegalidad es menos porque el garito está cerrado, pero pese la sentencia, no llega nunca, la ejecución de lo que dice la ley.

>> “¿Qué se pregunta insistentemente el empresariado de Jaén con la jornada de 4 días a la semana de Sotfware del Sol?” (12-01-2020)

LA CLAVE

Todo eran cuchicheos y comentarios a la espalda, mayormente negativos, pero con la eclosión inesperada de la pandemia y el teletrabajo ahora la elite traga sapos y calla.

LA PERLA DE LA SEMANA

¿Qué prueba primordial ha conseguido, casi de rebote, el equipo jurídico de Castillo para defender sus derechos contractuales como empresa concesionaria del servicio de autobuses de la capital jiennense?