Información sí, imágenes, pues no

Casi nueve meses después del inicio de la pandemia, sorprende que no haya imágenes reales de lo que está ocurriendo >> El acceso a los hospitales está siendo bloqueado y los periodistas solo reciben información, no contrastan

15 nov 2020 / 16:54 H.

Este tiempo tan complicado que vivimos en el que lo importante queda de lado, no poder ver a nuestros mayores o, tragedia que hiela el alma que conocemos por amigos y familiares, despedirlos en silencio y sin los seres queridos a tu lado, todo avanza tan de prisa que no tenemos tiempo a pararnos a pensar lo que está ocurriendo realmente. Y la realidad es cruel de por sí, que un virus está matando, principalmente en el primer mundo que se suponía tan desarrollado y con todas las garantías de bienestar en salud y prevención. Todo era una entelequia, un escaparate, una mentira repetida hasta la saciedad, que la sociedad en general se creía a pies juntillas y los medios de comunicación, alejándose de sus fin primordial de contrastar la noticia, ha certificado mirando para otro lado. La pandemia ha venido para quedarse y con la pandemia los periodistas hemos perdido credibilidad. Así las cosas, la situación de hoy, camino de los nueve meses de pandemia, es que la información fluye sobre casos y municipios, aunque no era así al principio de todo y en este momento seguimos igual que al inicio del caos y el confinamiento, no hay contrastación de las noticias. Sorprende cómo los estamentos médicos y de Enfermería, que están dando el callo y no se les ha hecho caso antes y ahora para evitar la segunda ola que tenemos encima, cómo han bloqueado cualquier acceso a su trabajo. No es de recibo la no transparencia de las autoridades sanitarias, pero hay periodistas que han querido, aún jugándose parte de su salud acudiendo a centros de salud, servicios de urgencias, áreas de observación y unidades de cuidados intensivos, contar en primer persona su trabajo entusiasta y entregado para poner coto al virus, sin éxito. Y sin comprensión; la puerta en las narices siempre, contando con quienes deben dar el permiso y seguidamente con quienes merecen un aplauso constante y no han querido que seamos sus fieles cómplices de una historia que marcará nuestras vidas. Permítanme que les siga animando a trabajar como hasta ahora con un lamento, que no podamos arroparles ni datar gráficamente la verdadera historia de este caos.

EN VOZ ALTA

Usura y arrendamiento

La usura está tipificada en el Código Penal, lo que no quieren saber los dueños de los locales de la hostelería

Han salido los hosteleros a manifestarse reclamando ayudas del Gobierno y la Junta para seguir adelante con sus negocios, lo cual es de recibo además de admirable, ya que es el sector más castigado cuando ha quedado demostrado que los contagios de este sector son minoritarios. Ahora bien, y conste el respaldo a todas sus acciones, deberían salir también a denunciar la usura de sus arrendadores, cómo los dueños de los locales dicen, a las claras, que esto no va con ellos y que les paguen el mes como siempre.

EN VOZ BAJA

Controlar al controlador

Hay confinamiento municipal, pero el movimiento está siendo generalizado, el control no puede ser total y absoluto

Llevamos ya un tiempo largo de confinamiento municipal, es decir, que no podemos viajar de un pueblo a otro salvo lo que dicte la ley, por trabajo, necesidad y aquellas, no minucias, de gentes que pueden, por Real Decreto, jugarse la vida para llevar comida, medicinas o información al resto de ciudadanos. Sorprende, uno, que el movimiento está siendo generalizado y es previsible porque no hay control policial absoluto y, dos, que quien controle no se deje controlar y abuse, ahí falla el Estado de Derecho.

MUY PERSONAL

Miguel de Unamuno, escritor y filósofo: “Cuanto menos se lee, más daño hace lo que no se lee”.
>> ¡Una gran verdad!

Marta López, autónoma: “Yo prefiero que nos pase ahora e intentar salvar la campaña de Navidad, donde tenemos volcada la esperanza”.
>> ¡Ojalá sea así!

Chema Cantón, artista: “Nos dicen que llevamos razón, que la cultura es esencial, pero la realidad es que hasta mayo de 2021 no trabajaremos y hay gente pasando hambre ahora mismo”.
>> Ha habido conciertos, pero no verbenas populares, ¿por qué?

ADIVINA...

>> No hace más que rumiar la felicidad de aquella cena de agosto donde todos estaban tan felices y ahora se le ha indigestado todo

...ADIVINANZA

>> Le han dicho, indirectamente, que si quiere prosperar debe tener ‘perfil bajo’ pero resulta que él nunca será de esa condición