Otro paso más para el tranvía

    10 oct 2019 / 08:53 H.

    No es que el ritmo sea el más idóneo, pero lo cierto es que, desde que se constituyó el nuevo Gobierno andaluz y tomó posesión el actual alcalde, Julio Millán, las administraciones con competencias en la materia han dado pasos de gigante para la puesta en marcha del tranvía. Una reunión celebrada en Sevilla, ayer, fijó el acuerdo económico definitivo para que la millonaria infraestructura tenga viabilidad social después de casi nueve años de paralización y dejadez por parte de los representantes políticos. Finalmente, la Junta de Andalucía no solo asume el 75% del coste de la explotación, tal y como se había comprometido, sino que también abonará ese porcentaje para sufragar el importante de las cinco unidades tranviarias que recorrerán un trazado de casi cinco kilómetros. Se trata de los “vagones” que adquirió el Ayuntamiento gracias a una especie de préstamo concedido por el anterior Ejecutivo andaluz. Dinero que, por cierto, la Administración municipal debe a la Junta, razón por la que están retenidos los fondos de la Patrica. Una madeja que, a tenor de las circunstancias, empezará a desenvolverse gracias a un acuerdo que todos confían en que sea definitivo y no otra cortina de humo electoral. El debate de tranvía “sí” o “no” quedó enterrado bajo los destrozados adoquines del trazado. Los ciudadanos reclaman, ahora, la puesta en funcionamiento del tranvía y, sobre todo, que el servicio de autobuses urbanos encaje a la perfección en el nuevo puzle del transporte público. Ahora bien, para que funcione a la perfección el tranvía, será clave que salgan a la calle, al menos, tres trenes para que haya fluidez de paso entre parada y parada y pocas esperas.