Normas de la nueva realidad

    20 jun 2020 / 10:03 H.
    Ver comentarios

    La Junta de Andalucía retomará el control de la pandemia a partir de las doce de la noche de mañana domingo, cuando termina el estado de alarma en toda España. Con una batería de cuatrocientas medidas que afectan a treinta sectores, pretende garantizar la seguridad sanitaria en la llamada “nueva realidad”. Hay novedades importantes que suponen un avance en la organización de eventos mediante los que muchas empresas podrán retomar su actividad. Las bodas podrán tener entre 250 y 300 invitados y, aunque no se recomiendan ferias, verbenas y romerías en julio y agosto, sí se permiten conciertos al aire libre con 1.500 asistentes como máximo. Los comercios verán incrementado su aforo del 50 al 75%, lo mismo que los restaurantes y bares. Las terrazas tendrán licencia para ocupar el 100%, aunque con restricciones. También hay más libertad con respecto al uso de piscinas y parques infantiles. El caso es que, poco a poco, los pueblos y ciudades dan imagen de una normalidad distorsionada, prácticamente, por el uso obligatorio de las mascarillas. Sin embargo, está claro que los datos generan desconfianza. Los especialistas aconsejan perder el miedo al coronavirus, pero nunca el respeto. La covid-19 no es un resfriado común y, a tenor de los datos de contagiados y fallecidos, lo importante es mantener activa la prudencia. Importante será que el boletín redactado por el Gobierno andaluz sea un documento vivo para que se pueda adaptar a las reivindicaciones de quienes, día a día, sufren las consecuencias económicas de la crisis sanitaria, incluidos los ayuntamientos, la Administración más cercana al ciudadano. No bajar la guardia será la clave para superar una pandemia que está pendiente de una vacuna que pueda acabar con la enfermedad.



    Editorial