Actualizado
domingo, 21 julio 2019
00:37
h
URGENTE

Necesario liderazgo político

Ver comentarios

La Diputación Provincial afronta una nueva legislatura en la que el equipo del presidente Francisco Reyes tiene objetivos marcados que son continuidad de la necesaria política de inversión y atención a los municipios que dan sentido y utilidad a su función. En este sentido no son pocas las veces en las que se ha defendido desde esta tribuna las virtudes de esta Administración para potenciar y dar servicio a todos los municipios de la provincia. Además, no son pocos los ejemplos en los que este organismo asume responsabilidades que no están en su denominación de origen, pero que son fundamentales para el desarrollo, por ejemplo, de infraestructuras en la capital o en cualquier otro punto del territorio donde se necesita un esfuerzo extra de inversión. Las líneas maestras de la gestión están claras, pero se asumen, por lo tanto, nuevas responsabilidades en función del interés de la provincia. Por este motivo es necesario que la Diputación Provincial renueve su liderazgo con nuevas exigencias tanto en Sevilla como en Madrid que, sin duda, solo pueden abanderarse tanto desde el aspecto político como desde la gestión de una administración que mantiene el mismo rumbo desde hace tiempo. La situación en la que se encuentra la provincia sin caer en alarmismos es delicada tanto desde el punto de vista social (despoblación en el ámbito rural) como desde el económico (falta de tejido industrial) y es evidente un ostracismo en cuanto a infraestructuras y medios de transporte como el tren se refiere que requieren de un liderazgo claro, que sume voluntades de distinto pelaje político y que tenga claro, por encima de siglas de partido, que la provincia vuelve a estar en una encrucijada histórica.