La polémica del mercadillo

    12 sep 2019 / 08:15 H.

    El mercadillo que se celebra todos los jueves en la capital ya tiene nuevo emplazamiento. Es provisional, mientras se monta y se desmonta la Feria de San Lucas. Hasta ahora, se instalaba en la Ronda de Marroquíes Bajos, pero esta opción tuvo que ser desechada por motivos de operatividad y seguridad al autorizarse en la zona la instalación de una gasolinera. El Ayuntamiento, después de estudiar varias alternativas, eligió para la ocasión la Avenida de los Aparejadores y, sin embargo, tuvo que dar marcha atrás en sus pretensiones, después del malestar ocasionado entre los vecinos de Las Fuentezuelas. Fue entonces cuando se puso manos a la obra para buscar una ubicación con los criterios de seguridad para clientes y vendedores y de mínima molestia para quienes viven o trabajan alrededor como principales premisas. La decisión está tomada. El mercadillo se trasladará, el próximo día 19, al Polígono de Los Olivares Se trata de un área próxima a la ubicación provisional anterior que se extiende entre las calles Huelma, Bedmar, Campillo de Arenas y Albanchez de Mágina. Se desconoce si los vendedores ambulantes y los empresarios que trabajan en esta zona industrial de la capital están satisfechos con la decisión municipal y tampoco se sabe si hubo reuniones previas a la toma de una decisión que causó una enorme polémica entre los vecinos de Las Fuentezuelas, con quienes el Ayuntamiento contactó después de anunciar el emplazamiento que, finalmente, no será definitivo. En cualquier caso, velar por la seguridad y garantizar las mejores condiciones para los comerciantes y los clientes deben ser las principales preocupaciones ante un cambio de tales características para la ciudad.