Grito unánime por el olivar

    11 oct 2019 / 09:04 H.

    Un amplio segmento de productores, de olivareros de España, reivindicaron en Madrid la agonía actual del sector. Las organizaciones agrarias compartieron una pancarta simbólica de unidad ante la “crisis tremenda” que afronta el aceite de oliva y que puede tener el golpe de gracia con los aranceles que se le pueden poner al producto desde Estados Unidos. A los bajos precios, por lo tanto, se sumaría un coste añadido en la venta en aquel mercado con el que nuestros envases dejarían de ser competitivos. Unos aranceles que de imponerse encarecerían el producto en un 25%. En el conjunto de España son 250.000 familias de productores, de los que una parte más que destacada son de Andalucía y, en concreto, de Jaén. El golpe a la economía española y jiennense es más que destacado y, aunque la convocatoria de manifestación tenía como caballo de batalla a los precios y las medidas que entienden las organizaciones que deben tomar el Gobierno y la Unión Europea, la guerra comercial que plantea Donald Trump ha sumado nuevas fuerzas y reclamaciones a una marcha en la que han participado unos 30.000 agricultores. Lo que se reclama en la calle es un paquete de medidas que reactiven los bajos precios y garanticen el futuro de las explotaciones y de un relevo generacional que cada vez es más traumático. En la actualidad, España tiene los precios más bajos en origen y de esta forma no se garantiza el umbral de rentabilidad de las explotaciones. Algunas de las medidas que se llevan barajando desde hace tiempo es el almacenamiento privado y la capacidad propia de autoregulación. El tiempo se agota, y de momento, se marea la perdiz sin que se tomen las medidas necesarias.