Actualizado
miércoles, 21 agosto 2019
01:37
h
URGENTE

Fiestas, tradiciones y hogar

Ver comentarios

Hoy, 15 de agosto, festividad de Nuestra Señora de la Asunción, gran parte de la provincia está de fiesta. Los jiennenses rinden culto a sus vírgenes y a sus santos, regalan pleitesía a sus patrones y engalanan las calles de sus pueblos para vivir momentos de convivencia y diversión en torno a una buena excusa. Es momento de regresar a las raíces, buscar el aire puro que resulta difícil encontrar en las ciudades y exprimir al máximo unas vacaciones diferentes. Los municipios se llenan de gente en los meses de verano y, especialmente, en estos días. Hay lugares en los que, incluso, nunca hubo fiestas en agosto, pero los ayuntamientos agudizan el ingenio con actividades que sean capaces de atraer a visitantes. Las ferias medievales o los festivales musicales son ejemplos de organizaciones pensadas para llenar de contenido las calurosas noches de verano hasta en los pueblos más recónditos de la provincia. Son jornadas, además, en las que afloran las tradiciones más populares, aquellas que muchos colectivos se afanan en rescatar del olvido, porque está de moda lo de toda la vida. Por un lado, el desarrollo del sector turístico multiplica la población con la llegada de turistas, visitantes o hijos de la localidad que regresan en sus vacaciones y, por otro, la mecanización del campo el calor dejan tiempo para el asueto. Estas dos circunstancias permiten que muchas celebraciones festivas se pasen al verano, que la fiesta mayor, si era en invierno, se traslade a este periodo e, incluso, que aquellas poblaciones que no tenían celebraciones patronales hayan creado sus nuevas fiestas con distintas denominaciones. Ayudar a recuperar las tradiciones y contribuir a evitar la despoblación son grandes retos.