El acceso a los hospitales

    03 dic 2021 / 16:41 H.
    Ver comentarios

    La amenaza de la nueva variante del coronavirus es una realidad que, tal y como acecha a Europa, es susceptible de llegar a Andalucía y, por ende, a Jaén. No hay visos de que el Gobierno autonómico tome medidas relacionadas con las restricciones tan conocidas por todos y tampoco el Tribunal Superior de Justicia está por la labor de exigir un certificado especial de vacunación para permitir el acceso a centros hospitalarios y residencias de personas mayores. No se trata, en esta ocasión, de una colisión de la orden con derechos fundamentales consagrados en la Constitución Española, como ocurrió con los cierres perimetrales, sino que es una cuestión de acotar la normativa en el tiempo. Está más que justificada la proporcionalidad, la necesidad y la idoneidad de la propuesta que realiza la Administración andaluza, pero es importante que se establezca un límite de vigencia para que no se prolongue en el tiempo más de lo necesario. Ni que decir tiene que las personas más vulnerables son las que más protegidas tienen que estar ante un virus que se ceba con las personas mayores y las que tienen algún tipo de enfermedad. Todos los esfuerzos que se hagan en este sentido serán justos e insuficientes mientras la covid-19 permanezca fuerte entre nosotros. Animar a la vacunación, a través de campañas de concienciación ciudadana, es una solución a un problema que no terminará hasta que la población mundial no esté inmunizada, algo complicado en países en los que todavía queda mucho trabajo por hacer. Mientras tanto, la provincia registró ayer 63 nuevos contagios y, aunque no hay que lamentar fallecimientos nuevos, la tasa sigue en crecimiento y preocupa en los prolegómenos de una Navidad cercana.



    Editorial