Ejemplo de eficiencia y ahorro

    08 dic 2022 / 16:00 H.
    Ver comentarios

    La Universidad de Jaén, en el punto de mira actualmente por una financiación pendiente de reformular con vistas a los próximos años, es una de las instituciones más adelantadas en políticas relacionadas con la eficiencia energética y la sostenibilidad. El Consejo de Gobierno aprobó un proyecto, comprendido entre 2022 y 2024, que pretende reducir el ahorro y el impacto que genera el uso de la electricidad y el gas natural, con precios por las nubes por culpa de la guerra de Ucrania. Sólo la rebaja prevista a corto plazo está estimada en un diez por ciento, con un aumento progresivo a medida que pase el tiempo, acorde con la realidad del momento. Es una seña de identidad de los campus de Jaén y de Linares el compromiso con la instalación de energías limpias, tal y como revela el ranking elaborado por Times Higher Educatio, que sitúa a la Universidad de Jaén como las mejores del mundo en cuanto a su contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). La puesta en marcha de sistemas de generación de energía eléctrica de fuentes renovables compatibles con la actividad docente, investigadora y de gestión es el camino que ejemplifica el bueno uso del dinero público, una inversión que no puede ser entendida como un gasto en la que es importante la implicación y colaboración del conjunto de la sociedad jiennense y, por supuesto, de las administraciones públicas con competencias en la materia. Nada funcionará si no hay participación individual en un proyecto que beneficia a todos, es decir, el ahorro y la eficiencia también pasan por sensibilizar a la comunidad universitaria con apagar la luz y el sistema de climatización al salir del aula en un día a día clave para el funcionamiento.

    Diario JAÉN
    Editorial