Acciones contra la injusticia

19 may 2024 / 09:37 H.
Ver comentarios

Las autoridades de la Franja de Gaza, controladas por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), cifran en más de 35.300 los palestinos muertos a causa de la ofensiva lanzada por el Ejército israelí tras los ataques ejecutados el 7 de octubre por el grupo islamista contra territorio israelí. La guerra se recrudece sin que haya alguien que pueda impedir su avance, una tragedia que traspasa fronteras y que tiene a todo el mundo en vilo por culpa de intereses políticos y económicos que eclipsan lo verdaderamente importante: la vida.

Ante la proliferación de masacres, se suceden gestos en todos los países que buscan la paz que son dignos de resaltar. También en la provincia de Jaén. El Claustro de la Universidad aprobó por asentimiento, en su sesión extraordinaria celebrada ayer viernes, una declaración institucional mediante la que se compromete a revisar y suspender los acuerdos de colaboración suscritos con universidades y centros de investigación israelíes que no hayan expresado un firme compromiso con la paz y el cumplimiento del derecho internacional humanitario. Hay más centros académicos en Andalucía que siguen la estela jiennense, como el granadino. Se trata de mandar un mensaje claro y contundente a la sociedad contra la situación humanitaria insostenible que viven los ciudadanos de Gaza. La acción consiste en suspender los convenios específicos de colaboración con las universidades de Tel Aviv, Ben-Gurión del Néguev y el Centro Tecnológico Shenkar. No se puede mirar para otro lado y, por insignificante que pueda parecer, la medida está llena de sentido con un posicionamiento claro, nada cómodo, que sitúa a la institución académica jiennense en primer lugar en una lucha en la que debemos implicarnos todos los ciudadanos. Otra opción es impulsar acciones pro-activas, que ayuden a quienes sufren tanto dolor, como el acogimiento de estudiantado palestino con vistas al próximo curso 2024-2025, a través de la convocatoria de becas de movilidad internacional.


Editorial