Una casa esfumada

Ver comentarios

Muchas casas han sido derribadas en la ciudad de Jaén, es decir, se han esfumado de la vista y de la trayectoria vital de los jiennenses desde hace muchos años. Algunas con resultados muy mejorables, pero otras con justificación.

Traigo aquí, el edificio que ocupó el espacio en la Carrera, entre nuestra Diputación, junto al Pósito, y el que actualmente ocupa un conocido bar-cafetería de nombre jaenero. Allí se ubicó una casa de cuatro plantas, estrecha e inhiesta, cuyo bajo ocupaba el comercio “Sombrerería. Rafael Jaén. Camisería.”, según rezaba su rótulo. Justo donde se sitúa en la actualidad la tribuna de la Agrupación de Cofradías en la Semana Santa. Estaba alineada con la acera de la calle pero obstruía el mejor acceso al Mercado.

Con los aires renovadores la piqueta lo demolió, a finales de los cuarenta del siglo pasado y las retinas de los habitantes dejaron de contemplarlo. Aunque hay fotografías que lo atestiguan, pronto quedó en el olvido y hoy son pocos los que mantienen en el recuerdo aquella “Casa Esfumada”.


Articulistas