Un nuevo convenio

    22 nov 2020 / 16:48 H.
    Ver comentarios

    Debemos aparcar la senda de la queja, hacernos corresponsables, protagonistas de nuestra vida. Para que una sociedad sea mejor, sus ciudadanos han de caminar hacia ello; un mundo más solidario, habitable y justo necesita de sus gentes para ser posible, no todo está en manos de los políticos, no siempre han de ser los poderes fácticos quienes marquen el rumbo que les interesa. En un mundo excesivamente tecnificado que nos ha hecho caer en ciertas trampas, aún hay un margen donde individuos y alianzas colectivas pueden determinar, con sus conductas, hábitos mejores. Si somos incapaces de hacer esfuerzos, otros los harán contra nosotros. Imaginemos que, en una España con casi un 20% de desempleados, dejásemos de utilizar la banca electrónica, no repostar en gasolineras auto servicio, huir de las grandes superficies donde hacemos la compra, incluso la pasamos por caja, evitar pedidos vía grandes plataformas. Todos esto conlleva pérdida de miles de puestos de trabajo. Quizá convendría saber si queremos un espacio social ultramoderno e inhumano o uno decente y solidario.

    Articulistas