Tema de interés

    22 jun 2022 / 14:41 H.
    Ver comentarios

    La historia de las hierbas se remonta 70 millones de años. En ese entonces, las selvas dominaban la vegetación. Y para subsistir, tuvieron que adaptarse. Lo lograron adoptando la manera de vivir de los árboles que “colonizaban”, y cuya variedad era extensa. Desarrollaron tres armas; la primera fue su resistencia al fuego, su punto de crecimiento es bajo, lo que implica que el fuego les pasa por encima y puede volver a creer; la segunda es que se adaptaron a los animales herbívoros y al que estos las pisaran sin mayor consecuencia; y la tercera es que incluyeron a los humanos en su proceso de sobrevivencia: el maíz, por ejemplo, necesita ser cultivado por una persona, quien, a su vez, depende de ese grano para alimentarse. Curiosamente, las hierbas también comparten algo más con los seres humanos. Es fascinante como la molécula de clorofila se parece a la de hemoglobina presente en nuestra sangre, la única diferencia es que en la clorofila tiene magnesio, mientras que la hemoglobina tiene hierro. Probablemente en eso tampoco habías pensado. De ahora en adelante, cuando veas la hierba, quizás lo hagas de una manera diferente. Nos vamos entendiendo, ¿verdad?, pues eso, disfruta de la zona de confort.



    Articulistas