Singularidad y generosidad

    09 jul 2024 / 09:18 H.
    Ver comentarios

    Vivimos tiempos convulsos, de relatos acomodaticios, donde encontrar verdades es tarea complicada. Tiempos de escándalos y de contradicciones donde las palabras se usan más para dividir y enfrentar a gentes que para unirlas en objetivos éticos y morales comunes. Resulta delirante escuchar los tratos de favor que reclaman para sí mismos quienes viven de filiaciones políticas. Frente a la igualdad ante la ley, hoy nos hablan de singularidad y de generosidad. Se exculpan los delitos en función de afinidades políticas o de aferrarse al poder personal al precio que sea. Da igual que la gente de a pie se escandalice de todo lo que ve y oye en la actualidad. Se acumulan las fechorías de los mandamases pero nunca pasa nada. ¡Nadie asume responsabilidades ni siquiera de enriquecimientos tramposos y clandestinos! Las comisiones de investigación parece que sólo sirve para acrecentar las dietas de los diputados y senadores designados para las mismas. Nadie sabe nada. Todos con derecho a no declarar y a no decir nada que pueda incomodar a sus “superiores jerárquicos”. ¡Cuánta singularidad para justificar las actuales desigualdades sociales! ¡Y cuánta generosidad para amparar a vagos y delincuentes!


    Articulistas