Saludos desde Madrid

29 jul 2019 / 08:55 H.

Estimado afiliado, mediante este correo electrónico te informamos de que el Comité Ejecutivo Provincial de Jaén ha quedado disuelto tras haberse producido dimisiones en más del 50% de sus miembros originales. En los próximos días se procederá al nombramiento de una nueva Comisión Gestora para la provincia de la que informaremos a todos los afiliados. Recibe un cordial saludo”. Más de cuatrocientos militantes jiennenses de Vox recibieron lo que para algunos fue un jarro de agua fría que, en medio de un calor agotador, siempre viene bien. Es una carta, vía digital, mediante la que la dirección nacional del partido de Santiago Abascal informa de la situación en la que se encuentra la estructura provincial, sin entrar en más detalles. Nadie se atreve a hablar de crisis. Quienes conocen el fondo de la cuestión se escudan en el silencio y prefieren no dar la cara, mucho menos sus nombres y apellidos, para explicar los verdaderos motivos por los que se produce un hecho trascendental en una fuerza política en edad de crecimiento. La única que da un paso adelante, por alusiones, es la capitana del barco, Salud Anguita Verón. Un barco, por cierto, que en su entorno ven a la deriva por mucho que intente dar la imagen idílica de viento en popa y a toda vela.

Ella es la presidenta provincial de Vox. O, al menos, era, porque los de Madrid, a partir de ahora, tendrán que convocar una gestora, formada por cinco personas, hasta la convocatoria de elecciones internas. La actual concejal en el Ayuntamiento de Jaén, donde la formación verde consiguió dos escaños en la última cita con las urnas, asegura que su ilusión por trabajar en este proyecto político son cada vez más grandes y saca a relucir su reciente nombramiento como coordinadora intermunicipal de Andalucía y Extremadura. Choca frontalmente su versión con la que exponen aquellos militantes que, en su día, presentaron un escrito ante el comité de garantías y la vicesecretaría nacional en el que informaron de las desavenencias con Salud Anguita y solicitaron su relevo como presidenta provincial. Textualmente subrayaron: “Si fuera aceptada nuestra petición, les podemos asegurar con total certeza que no faltará gente cualificada y comprometida con los ideales del partido para conformar la gestora, puesto que son mayoría los militantes descontentos con la situación generada, además de los que nos hemos coordinado para realizar este escrito”. Esgrimieron un pasado polémico, incluso anterior a la época en la que militaba en Ciudadanos, con capacidad suficiente como para dañar la imagen de un partido con el que no hubo ni siquiera un gesto en las tensas negociaciones vividas en la capital para formar gobierno entre el 26 de mayo y el pleno de investidura.

“Yo estoy súper contenta de llevar más de dos años y medio en Vox y que sigan confiando en mi trabajo”, asevera Salud Anguita. Y remite al comunicado que, ayer mismo, llegó con membrete de Vox Jaén para “aclarar” la disolución del Comité Ejecutivo Provincial, amparada en la dimisión de más del 50% de sus componentes: “La primera persona que dimite lo hace en el año 2018 porque puede tener problemas en su puesto de trabajo y, por consiguiente, propone que lo sustituya un familiar, y así se produce el cambio. La segunda persona que dimite lo hace antes del periodo electoral de las generales porque cae enfermo un familiar directo y le impide seguir con sus obligaciones. Las otras dos dimisiones recientes son por deslealtades a sus compañeros, por anteponer sus intereses personales y buscar en definitiva un puesto de trabajo. Personas que no tienen ninguna credibilidad dentro de nuestro proyecto y que solo disfrutan haciendo daño al mismo”. Añade su preocupación por la ciudad y concluye: “Vox no se disuelve, sigue trabajando con más fuerza e ilusión si cabe, ya que contamos con cinco concejales en nuestra provincia y en las próximas elecciones serán muchos más. Por Jaén, por España”. La polémica está servida en bandeja.