Riesgos

    28 ene 2022 / 16:46 H.
    Ver comentarios

    Sumidos en un mundo que nos habla a gritos y no dice nada bueno, nos acostumbramos a vivir. Observamos un desfile desalentador de injusticias: guerras, hambre, virus, enfermedades, pérdidas... Luego, la vida nos trae situaciones en las que, o nos arriesgamos, o nos quedamos pasivos viendo pasar oportunidades que nunca sabremos, hasta que las vivimos, si serán acertadas o no, o si vienen en el momento adecuado. Nada existe si no le damos vida. “¿Qué sería de la vida, si no tuviéramos el valor de intentar algo nuevo?”, escribía un día en su libreta de notas Vincent Van Gogh. Y así, nos arriesgamos a vivir bajo las miradas hambrientas de muchos. Hay quienes te verán caer sin antes haberte caído, o quienes te animarán a caminar por un camino que, aunque cueste andarlo, algo te dice que es ese sendero el que debes pisar con paso firme y con la certeza o duda de querer caminarlo. Si te caes, te levantas. Ese es el riesgo de vivir. Al final, el mundo es un lugar que ocupamos por un tiempo determinado y sin riesgos, puede que no haya beneficios. Nuestras elecciones nos hacen libres, pero también pueden hacernos esclavos. Ya el mundo nos esclaviza con su interferencia diaria de ruido y de angustia. ¿Por qué no arriesgarse a vivir?

    Diario JAÉN
    Articulistas