Publicidad o noticia

    13 dic 2020 / 16:29 H.
    Ver comentarios

    Se ha generalizado la inserción de publicidad en los espacios informativos de televisión y radio, el mercado es voraz. Dicha práctica debiera tener ciertos reparos, no son los informativos el espacio más adecuado, es inadmisible que profesionales de esos mismos informativos, las más de las veces periodistas de cierto prestigio, sean quienes vendan las bondades de tal o cual producto. Al telespectador, al oyente, se le genera una falsa sensación de autenticidad, se les confunde premeditadamente, se mezcla lo real y lo noticiable con la mera propaganda, siendo periodistas cómplices necesarios que dan autenticidad a lo que no la tiene. Por otra parte, quizá la ética debiera guiar a muchos profesionales, no todo les debiese valer. Profesionales ya de por sí muy bien pagados, con contratos millonarios, prestan su imagen y su voz a una práctica que les genera ingresos añadidos pero que sin duda les quita prestigio, cuando no credibilidad. A los grupos mediáticos les genera un beneficio extra, pero convierte sus informativos un mero publirreportaje. Atrás quedó la deontología.

            
    Articulistas