Padre Carlos

    12 may 2023 / 09:41 H.
    Ver comentarios

    Quiero hablar de una persona sencilla y virtuosa que lleva muchos años en Úbeda haciendo el bien. Es un sacerdote carmelita descalzo que ha viajado por medio mundo pero que ahora descansa en nuestra ciudad haciendo la labor callada que siempre hizo: servir al más necesitado de la sociedad. Me refiero al padre Carlos Quijano Sánchez, ya que se encuentra disfrutando de su merecida vejez en nuestra ciudad; por eso, creo que es el momento más adecuado de tributarle un homenaje, para recordarle en vida todo lo que él ha hecho por nosotros los ubetenses. Son tantos los logros en su haber: impulsor y alma máter del Grupo Polifónico Llama de Amor Viva; su sentidas e impecables interpretaciones, todas las noches del 13 al 14 de diciembre cuando San Juan de la Cruz se nos fue a cantar maitines al cielo por unas calenturillas. Ser el primer presentador de Maranatha de Ramón Molina Navarrete, en el Teatro Ideal Cinema de Úbeda. Formar siempre parte del Museo de San Juan de la Cruz... Ya es hora de que los ubetenses devolvamos a este sencillo sacerdote una pequeña parte de todo lo que nos ha dado como persona y enviado de Cristo. ¡No lo demoremos más!


    Articulistas