IMA HTML5 Attempt to Autoplay


Nuevos hogares

    09 nov 2022 / 17:17 H.
    Ver comentarios

    La soledad no deseada es la nueva pandemia del siglo XXI. En España y según el INE, cinco millones de personas viven solas y, casi la mitad, son mayores de sesenta y cinco años. En la próxima década, en Jaén, uno de cada tres hogares, estará habitado por una sola persona. Esta es una enfermedad silenciosa que invade nuestros hogares, y en la en la que los gobiernos tienen que actuar de forma urgente. Vivir en la casa de los hijos o costearse una residencia es una opción a la que, por distintos motivos, muchas personas no pueden optar. Hay que buscar nuevas fórmulas habitacionales que garanticen vivir con plenitud en este trascendental periodo de la vida.

    Tener un lugar donde refugiarse y convivir ha sido una necesidad vital del ser humano a lo largo de su devenir. Disfrutar de una vivienda en propiedad, además de ser un derecho constitucional, ha sido una de nuestras aspiraciones. Muchos de nuestros abuelos y padres pudieron tener una vivienda sin hipotecar su vida, sabían que trabajando podían conseguirla; en nuestra generación, la de los sesenta, hemos podido conseguir la vivienda hipotecándonos o incluso, heredándola de nuestros padres; pero la mayoría de nuestros hijos saben que tendrán serias dificultades en adquirir una vivienda en propiedad. La movilidad laboral ha hecho que nuestros jóvenes tengan que desplazarse a las grandes ciudades, donde los precios de la propiedad y el alquiler son inasumibles, en la mayoría de los casos. Una alternativa a las viviendas tradicionales son los cohousing senior, comunidades de viviendas colaborativas en las que un grupo de personas mayores, con algún tipo de relación, se agrupa, a través de una cooperativa, para convivir, disfrutando de la intimidad que le proporcionan sus apartamentos y compartiendo espacios comunes. Precisamente, en la provincia de Jaén y más concretamente en Frailes, se ha realizado un proyecto pionero de viviendas colaborativas, recientemente abierto, que puede servir de ejemplo para otras localidades y que se fundamenta en tres pilares: alojamiento, restauración y balneario, este último aún no operativo.

    Articulistas