No sin mi olla

    20 jul 2022 / 15:49 H.
    Ver comentarios

    Los 97 municipios de la provincia, ni uno menos, dejan bien sentado cuáles son sus aspiraciones, disipando dudas sobre su predilección vital, frente a las ya nada creíbles ratios laborales y de renta per capital, o lo que es lo mismo, nos estamos perdiendo algo fuera de la capital, seguramente eso que da mucha vergüenza mencionar. Habrá quien no quiera reconocerlo, pero el mensaje ha sido nítido, apostamos laboralmente por el 3-12 (referidos a meses al año), dado que el “pp-coco” que iba a venir a suprimir el acomodaticio status, resulta que no ha sido tal, es también “pp-olla”. Tenían coartada pues, no vaya a ser que estos nuevos que tanto cacarean fueran a conseguirlo, tocando a los muchos outsiders madrugar 5-7 semanales. Claro que argumentos tienen para darme en la boca, como diría el Fumi de Morata del genial José Mota: “no digo yo que me lo mejores, ¡iguálamelo!”. Ahora bien, la culpa no es más que de quien nunca ha escrito en el BOE el fin de la barra libre. Por cierto, ya tenéis los datos del peso representativo provincial de los nuevos movimientos políticos, si, si, eso que eran cosas de la soberbia de tres. Tra-tra.


    Articulistas