Movimiento amplio

    29 oct 2021 / 16:20 H.
    Ver comentarios

    Impresiona la incoherencia de las fuerzas conservadoras en nuestro país al presentarse como las grandes defensoras de la familia. Contrasta la poquísima atención que han dado en sus políticas públicas a esta unidad social y sus grandilocuentes discursos defendiéndola. Su defensa de la familia no ha pasado de ser simple retórica; además basada en unas relaciones de poder de clara explotación de la mujer con su rancia concepción patriarcal de esta institución social.

    La realidad es que en aquellos países donde la mujer posee un mayor poder son los que tienen un mayor desarrollo de los servicios de atención a la familia, como sucede en los países del norte de Europa. Y esos países donde la mujer ha tenido tradicionalmente poco poder son los que en las familias son menos atendidas y el bienestar de todos sus miembros es menor como ocurre en nuestro país. El éxito del norte de Europa está en la apuesta que hicieron por un movimiento transformador y amplio que supo relacionar las distintas formas de explotación y combatir las desigualdades de género al igual que las de clase, con propuestas conjuntas que lograron el cambio y consiguieron mayores logros. José Borrel fue el primero que reflejó en su programa el cuarto pilar de bienestar, reflejando el derecho de acceso a los servicios de ayudas a las familias; con los servicios de atención
    a la infancia, a las personas dependientes incluyendo a los ancianos. Ese cuarto pilar complementaría el derecho de acceso a la sanidad, a la educación y a la jubilación. Más tarde, Joaquín Almunia lo conservó en su programa y Zapatero terminó aplicándolo, pero centrándose solamente en los servicios de dependencia y con una financiación muy escasa. El componente social del actual gobierno de coalición es especialmente sensible al desarrollo de una visión más completa y transversal para expandir los diferentes
    servicios y transferencias de atención a las familias. Todo hay que decirlo, el gran promotor de este cuarto pilar del estado del bienestar fue Pablo Iglesias. Hoy día son los ministerios de Igualdad y Asuntos sociales los
    que están liderando los cambios en este sentido, el gran desafío será involucrar a todo
    el gobierno de coalición al igual que los gobiernos autonómicos y municipales para articular esta acción y proyecto común con sus distintas intervenciones. Lo que está claro es que las fuerzas progresistas serán las que tendrán que seguir liderando este cambio de defensa de familias.

    Se está escribiendo una nueva página en la historia de nuestro país y se está haciendo de forma muy esperanzadora. Los movimientos sociales están haciendo causa común al luchar contra las limitaciones de nuestra democracia resultado de la enorme concentración de poder económico, financiero, cultural, político y mediático que existe en España, cuyas instituciones están también predominantemente dominadas por fuerzas conservadoras que facilitan y promueven tal concentración. También debemos ser optimistas al ver cómo en los movimientos sociales se están desarrollando estrategias transversales que permiten una acción común y amplias coaliciones a favor de este derecho, de este cuarto pilar del bienestar que no existe aún en España. Es esperanzador ver la creciente concienciación por parte de diferentes movimientos sociales de que hay causas comunes en los diferentes tipos de explotación. El movimiento feminista apoya esta lucha por el papel fundamental que jugarían tales servicios del estado del bienestar en la liberación de la mujer. El movimiento de lucha de los ancianos apuesta de igual manera por la expansión y definición de los servicios de ayuda a la dependencia. El movimiento sindical está en la misma línea por lo que implicaría de mejora para amplios sectores de la clase trabajadora. Todos están presionando al Gobierno de coalición para que atiendan uno de los problemas mayores que tiene la sociedad española, que es la escasa atención pública a las familias, resultado del enorme dominio que las fuerzas conservadoras históricamente han tenido en la vida política de nuestro país.

    Diario JAÉN
    Articulistas