Mira que yo no quería

    04 oct 2020 / 10:38 H.
    Ver comentarios

    Harto de transitar por el lodazal de la presunta corrupción del PP, estaba determinado a intentar alejarme, buscar terreno seco y fértil. Pero hete aquí, esta semana han querido los populares torcer mi voluntad con un nuevo escándalo, nuevo y cercano. En Jaén capital, caso Mastinreg aparte, ha aparecido una nueva pieza. Por lo que se va sabiendo, con el PP eso de las facturas falsas, de trabajos sin ejecutar y que se pagaban, era algo extendido. Tengo una duda, si aprendieron todos de Madrid y Valencia o si, por el contrario, fue en provincias donde se plantó la semilla, de mala grama, que se llevó a métodos más sublimes en la capital. Sea como fuere, exalcalde, exdiputado, exsecretario de Estado, el señor Fernández de Moya, parece llamado a ser el general de la Púnica jaenera. Como será la cosa que dicen se llegó a intervenir en una calle por problemas de raíces cuando en la misma no hay un solo árbol. Mira que no quería, pero erre que erre con sus corruptelas; así no hay manera de fijar la vista en terreno seco. Esto ya ni con lejía se limpia, y mira que salió cara.

    Articulistas