Más zurcir y unir

    27 dic 2020 / 16:39 H.
    Ver comentarios

    Hasta no hace mucho existía la buena, y sana, costumbre de zurcir. Se zurcía no solo la ropa, prendas que tras el proceso duraban una eternidad gracias a la comunión de unas manos diestras, la aguja y el hilo; también se hacía con los fardos para recolectar la aceituna o las almendras, incluso se llegaba a realizar con los sacos, hoy en desuso. Valga el zurcido como ejemplo, que no anécdota, de cómo han cambiado las cosas y no siempre ha sido para mejor. Hoy se habla mucho del reciclaje, del cuidado de nuestro entorno, y con todo, nos hemos instalado en la sociedad de usar y tirar. La vida útil de las cosas es tan breve que no es descabellado pensar que el Planeta termine por no soportar tal grado de explotación. La Tierra necesita zurcidos continuos y no expolios encaminados a abastecer la desmesura de un consumo tan inviable como inútil a corto plazo. Un tanto ocurre a nivel social, son necesarios zurcidos entre diferentes, costuras que unan sensibilidades distintas. Es buen momento para pensar más en la aguja y el hilo que en empuñar tijeras, nos irá mejor a todos.

            
    Articulistas