Manoseando la sedición

    09 nov 2022 / 17:33 H.
    Ver comentarios

    Es difícil que toque la lotería varias veces sin hacer trampas; es lo que pretenden los socios catalanes del Gobierno de Sánchez. Raro fue que un claro delito contra la Constitución que consagra “la indisoluble unidad de la nación española, patria común e indivisible de todos los españoles” fuera condenado por el Tribunal Supremo como delito contra el “orden público”, concepto rancio donde se encuentra la sedición en el Código Penal, interpretando que los secesionistas pretendían “impedir por la fuerza o fuera de las vías legales la aplicación de las leyes”; ¡Les tocó la lotería! El indulto de los condenados, previa advertencia que “lo volverán a hacer”, fue repetir el galardón. Que quien ha jurado cumplir la Carta Magna y las leyes les prometa -¡y lo hará!- bajar la pena al nivel de romper cristales en la calle, es otro premio ¡más que una pedrea! Si los representantes de la soberanía popular, el Parlamento, le prestan su aquiescencia a cambio de los Presupuestos, dejarán a España inerme y eso, presidente, también es delito. La secuencia, como ha dicho Felipe González, es: primero aplicar la ley, como hizo el Supremo, a todos los sediciosos; y solo después, que promuevan la reforma.

    Diario JAÉN
    Articulistas