Manadas

    22 jul 2019 / 11:46 H.

    Libertad y libertinaje se tienden hoy a confundir en nuestro sistema educativo. Y los resultados los tenemos ahí: proliferación de las manadas y de los rebaños. Manadas de abusadores, de gentes sin escrúpulos que acosan, que desprecian la dignidad de los demás y rebaños de pobres inocentes que son aleccionados desde arriba en función de los intereses políticos de los que gobiernan. En política y en educación no puede valer todo. Lo que estamos viviendo últimamente produce tristeza. Se premia a partidos independentistas, a “manadas” que se han valido de la mentira y de la violencia para alcanzar unas cuotas de poder. Una sociedad seria y responsable debe premiar el bien común, la honradez y el trabajo de todos. Debe resaltar la ejemplaridad de quienes combaten la violencia, nunca de quienes la provocan. Debemos ser más exigentes con la educación que estamos dando a los jóvenes. Resaltar aquel principio ético, que nos enseñaron nuestros mayores, de no hacer a los demás aquello que no nos gustaría que nos hicieran a nosotros. No puede valer todo ni para alcanzar el poder ni para mantenerlo. Educar en libertad tiene muy poco que ver con educar para el libertinaje.