Las verdades de Krahe

    27 nov 2022 / 16:00 H.
    Ver comentarios

    Llevo unos días leyendo y escuchando al maestro, vaya si lo fue, Javier Krahe, un imprescindible por apestado que fuese por su sinceridad y buen hacer. De todas las grandes cosas que dijo, y fueron muchas y muy cuerdas la gran mayoría, hay una que tengo clavada a fuego en mi mente: “Realmente no hay manera de matar limpiamente, sí se puede matar limpiamente, pero eso tiene que ser con la colaboración del que va a morir.“ Curiosamente es la eutanasia la única de las muertes a las que las derechas se niegan, y siguiendo el argumento de Krahe es la más limpia, y humana añadiría de mi propia cosecha. El cantautor y poeta siempre llamó por su nombre a los que disfrutan del banquete de esas muertes, vía guerras y hambrunas consentidas, haciendo de los cadáveres festín, a eso que los grandes estadistas llaman daños colaterales, y es el de asesinos, sin eufemismos. Hombre blanco hablar con lengua de serpiente, inocula su veneno haciéndonos creer que es pura selección natural, biológica, jugar con la muerte como si fuese la mejor de las opciones. Qué monstruosidad, por Manitú.


    Articulistas