Actualizado
lunes, 19 agosto 2019
21:47
h
URGENTE
Imagen MANUELA ROSA NUEVA
Manuela Rosa Jaenes

Las hemerotecas

  • Image

Tiene una buena papeleta que resolver la Junta de Andalucía. La fotografía que acompaña a este texto es del 30 de noviembre de 2018, en plena campaña de las elecciones autonómicas. Dirigentes del Partido Popular de Jaén y de Córdoba se citaron en el kilómetro 24 de la carretera que une Torredonjimeno con el Carpio, la A-306, para reivindicar el necesario desdoblamiento para conectar las dos provincias por autovía. Lo hicieron con la “bendición” del vicesecretario nacional, Javier Maroto. Ocho meses después, con un Gobierno en Andalucía formado precisamente por el Partido Popular y Ciudadanos, la consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, anuncia el estudio del trazado de la A-311 para unir Jaén y Córdoba por Andújar. Los ánimos de los alcaldes están encendidos. Entienden que la Administración andaluza da carpetazo a un proyecto con muchos años de historia gracias, en buena parte, a los estrechos lazos que unen al delegado territorial de Fomento, Jesús Estrella, con la tierra andujareña. La confrontación política está garantizada.

Es lo que tienen las hemerotecas. Fue Izquierda Unida, en 1997, la coalición que promocionó la necesidad del desdoblamiento de la A-306, una iniciativa que abanderó rápidamente el Partido Popular como principal grupo de la oposición en la Junta de Andalucía. Dos años después se produjo la primera aparición pública de concejales, respaldados por el entonces diputado por la comarca, el marteño Jesús Pérez Caballero. Tuvieron que esperar al Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía, de 2003-2004, para ver contemplada la iniciativa, un proyecto que cayó en aguas de borrajas por culpa de un estudio de densidad de tráfico que tiró por tierra esa imperiosa necesidad. Sin embargo, en 2006, Felipe López, entonces presidente de la Diputación, anunció su inclusión en el plan autonómico de carreteras y, un año después, todos los grupos parlamentarios le dieron el visto bueno con una proposición no de ley. La crisis paralizó una obra de tal envergadura y la Junta invirtió 50.000 euros, en 2012, para hacer un estudio de viabilidad e, incluso, el anteproyecto del trazado por el que discurrirá la autovía. Hace dos años, el alcalde de Porcuna, Miguel Moreno, presentó una moción en la Diputación Provincial de Jaén para que, en 2018, apareciera una partida en los presupuestos destinada a retomar la idea de conectar Torredonjimeno y El Carpio por una carretera propia del siglo XXI. Fue respaldada por todos los grupos, con la inclusión de una enmienda socialista que prorrogaba la iniciativa a 2019 para que fuera posible.

Todo estaba cerrado hasta el anuncio que realizó la consejera de Fomento, Marifrán Carazo, de incluir en el Plan de Infraestructuras de Transporte y Movilidad (2021-2027) el estudio de viabilidad de una autovía que una Jaén y Córdoba por Andújar, es decir, a través de la A-311, en lugar de la A-306. La propuesta entronca con un planteamiento que, desde hace años, abandera su propio partido en la provincia e, incluso, alcaldes y diputados populares. También, actualmente, socios de Gobierno de Ciudadanos en la comarca. Los afectados por una cuestión de primer orden en tierras jiennenses interpretan el giro como una “jugada” en toda regla del delegado de Fomento. Entienden que si, finalmente, sigue adelante la nueva propuesta será una excelente carta de presentación para presentarse como candidato a las elecciones municipales en su tierra. La papeleta no solo la tendrá que resolver la Junta, sino también el Partido Popular, con un presidente provincial que aparece en una fotografía para el recuerdo. La delegada del Gobierno andaluz, Maribel Lozano, asegura que nada está descartado y tampoco hay una decisión definitiva. Sin embargo, quienes están en la “pomada” saben que la herida está abierta.

Revuelo en las redes sociales entre los socios de Gobierno andaluz

La polémica está servida en bandeja y las redes sociales arden desde que el alcalde de Porcuna, Miguel Moreno, dio la voz de alarma en su comarca sobre las pretensiones de la consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, de incluir en el plan autonómico un estudio del trazado de la carretera que une Andújar con Jaén, en lugar de continuar con el desdoblamiento de la A-306. La parlamentaria del Partido Popular Ángela Hidalgo, en los peligrosos comentarios, fue directa al grano: “Por qué no se lo preguntas a tu hijo, que es diputado en el Parlamento andaluz”. Y Miguel Moreno contestó: “También lo he hecho”. Continuó Ángela Hidalgo: “Al pescadero se le pregunta por la trucha, al carnicero por el jamón y al frutero por las naranjas. Los tres trabajan en la plaza de abastos, pero cada uno es responsable y conocedor de su tarea”. Y, sin más remedio, entró en escena Enrique Moreno, hijo del alcalde de Porcuna y diputado andaluz por Ciudadanos: “Como compañeros que somos, creo que deberías guardar un debido respeto. Y para comentarte sobre el fondo del asunto te diré que defiendo firmemente lo mismo que defendí en la campaña electoral: la prioridad es la A-306. Por cierto, es lo mismo que defiende tu partido desde hace 23 años”.