La eterna sospecha

    25 nov 2022 / 18:22 H.
    Ver comentarios

    Ya estamos acostumbrados al insulto y a la descalificación entre nuestros políticos, pero se está llegando a extremos inauditos, que no deberíamos consentir. Hace unos días, una diputada de Vox agredió verbalmente a la ministra de igualdad, Irene Montero, llevándola al borde de las lágrimas. Supongo que Montero ya está acostumbrada a que la degraden en las redes sociales, no solo como política sino, lo que es peor, como persona. Tan solo hay que entrar regularmente en Twitter para comprobar el proceso de acoso y derribo al que la someten. También está habituada a que la ataquen en el hemiciclo, pero lo del otro día sobrepasó todos los límites. Una vez más, se acusa a una mujer de estar en un puesto relevante gracias a sus relaciones con un hombre; parece que nunca vamos a pasar página en este aspecto. En un día como hoy, 25 de noviembre, en el que nos concentramos contra la violencia machista, es necesario reflexionar sobre este otro tipo de violencia que venimos sufriendo desde hace siglos, esa sospecha que siempre flota en el aire cuando una mujer alcanza un puesto relevante en la sociedad. Y, ¿saben lo que más me duele? Que en muchas ocasiones esas dudas sean expresadas por otra mujer.

    Diario JAÉN
    Articulistas