José
Cózar

    26 nov 2022 / 16:00 H.
    Ver comentarios

    La llegada de Cózar a Valencia coincide con el encumbramiento en la España oficial del arte no figurativo. Como escribe Óscar Tusquets, un “arte” excluyente que todo lo inunda. Se percibe en la ciudad, empero, la constante de la tradición en dos pintores de alta jerarquía estética: Genaro Lahuerta y Francisco Lozano; cuyas obras enseguida otearía el de Baeza. Habitual de la tertulia de Arte Actual y del Círculo de Bellas Artes, donde celebraría su primera exposición y su bautismo profesional, aún sin el encuentro con Juan Bautista Porcar. Pintor castellonense un tanto fauve de muy briosa dicción que, de algún modo, se deja intuir en esta estupenda muestra del baezano, colgada en las Salas de Exposición del Palacio Provincial. A mi ver, la más redonda de cuantas he podido contemplar de este artista; cuya hechura es deudora de una paleta sobria y un decidido gesto de pincel, generalmente, con densa pasta. Pueblos de España, convocados y evocados por un artista que, en 1963, fue galardonado con un premio de tanta resonancia como fue el del Ayuntamiento de Linares. Mas aquí, acomplejados y propensos a olvidar, comenzamos el día con el ultimo ignorante, mejor si es foráneo, del que nos suele dar noticia algún vendedor de humo.

    Diario JAÉN
    Articulistas