Fijar la población al territorio

    22 jun 2022 / 14:45 H.
    Ver comentarios

    Es concepto heredado de Europa que, con ayudas a la agricultura, pretende evitar el desplazamiento de masas humanas a las grandes urbes ofreciendo servicios en todo el territorio para hacerlo “sostenible”; un mantra que repiten los políticos en su acción de gobierno —¿sin pensar?— que coarta la libertad de residencia de la gente. Aquí en Jaén la Diputación quiere fijar a los jóvenes, la Junta les destina —antes y ahora— fondos, hasta la Caja Rural en su publicidad presume de colaborar en esta ingeniería social. La solución del reto demográfico y la sostenibilidad parece que no sea la continuidad de la especie, fomentando la natalidad, sino encerrar a los que hay para que no se escapen. Intentan cambiar la imagen del mundo rural, mejorar algo las condiciones de vida y mantener el cerco. He leído a Emilio Arroyo, catedrático de Geografía, que le evoca a los siervos de la gleba; tiene razón, no parece el mejor ejemplo ni meta a alcanzar. La igualdad territorial es de todos y exige que, con independencia del lugar en que vivan, los ciudadanos —todos por igual— tengan acceso a idénticos medios y comodidades sin discriminación; después, que cada uno, libremente, elija dónde quiere vivir.



    Articulistas