Este maldito
ruido

    22 may 2020 / 16:28 H.
    Ver comentarios

    Cuando se acabe el ruido, este ruido de refriegas políticas, caceroladas e insultos varios; este barullo, esta confusión de fases, cuando todo se asiente; cuando los trabajadores quieran volver a las empresas y quizás no puedan. Cuando llegue la época de reflexionar y entendamos todo lo que hemos perdido. Cuando comprendamos que detrás de esas cifras de muertos, que cada día conocemos y se van acumulando en una vergonzosa montaña, hay nombres de personas y familias que sufren. Entonces, ¿qué será de nosotros? Porque este fragor que nos llega de los debates en radio, en televisión y en redes sociales solo beneficia a unos pocos: a los que nos representan, para que nos olvidemos de pedirles responsabilidades: a los que gobiernan en la actualidad y a los que pretenden hacerlo algún día. Todos ellos son responsables de sacar este país adelante con las menos víctimas posibles. No solo a las víctimas de esta maldita enfermedad que nos ha cogido por sorpresa, sino también a las de la crisis económica que vendrá a continuación. Por favor, señores políticos, no hagan tanto ruido, cállense, quédense en silencio, dejen a un lado sus intereses políticos y, por una vez, piensen en los españoles.

    Articulistas