Enseñar a través de las emociones

    10 may 2022 / 16:00 H.
    Ver comentarios

    Un proverbio decía que el saber no ocupa lugar. Yo añadiría que tampoco hay edad para dejar de aprender; es decir, desde que nacemos hasta que morimos podemos estar aprendiendo. Los que llevamos muchos años en la enseñanza, nos empeñamos en enseñar un poco a semejanza de cómo a nosotros nos enseñaron, dándole prioridad a los conocimientos teóricos. Es indudable que estos deben acaparar la mayoría del tiempo que dedicamos en las escuelas, pero hay una educación emocional que, sin menoscabo de los más que necesarios conocimientos teóricos, debemos intentar explotar en la enseñanza actual. No son opuestos estos dos conceptos, sino más bien complementarios, ya que a través del conocimiento podremos llegar hasta las emociones y viceversa, y en los tiempos actuales, la educación emocional es más necesaria que hace treinta o cuarenta años debido a los cambios que ha sufrido nuestra sociedad. El docente que mientras enseña consigue hacer sentir algo en sus alumnos, quedará en la memoria de los niños y niñas para toda la vida. Y nosotros, no cerremos jamás nuestra mente a nuestros alumnos, porque de ellos podemos aprender más de lo que muchos creen.

    Diario JAÉN
    Articulistas