Actualizado
domingo, 25 agosto 2019
00:43
h
URGENTE
Imagen MANUELA ROSA NUEVA
Manuela Rosa Jaenes

El personal de la casa

  • Image

Vaya por delante que nadie juega al escondite en esto de las retribuciones porque las pagas, en aras de la transparencia, son públicas por el bien común de los mortales. No están las arcas municipales para lanzar las campanas al vuelo, pero quienes se dedican a la política tienen la costumbre de comer todos los días, por lo que llevarse una nómina a casa cada mes es un hábito saludable que, desde que se inventó, todos lo cumplen a rajatabla. El nuevo equipo de Gobierno de la capital aprobó en pleno quiénes y cuánto cobrarán cada uno de los 27 concejales que se sientan en el salón de plenos. Todos tendrán un sueldo público. 24 lo recibirán directamente del Ayuntamiento y 3 de otras administraciones públicas. Más de lo mismo con respecto al anterior mandato, porque ni siquiera hay subidas en comparación con lo que percibía la anterior Corporación.

Hace cuatro años eran 16 las dedicaciones exclusivas y 7 las parciales (3 al 90% y 4 al 50%). Algunas se modificaron cuando entró de alcalde Javier Márquez, que planteó una entera para su concejal Yolanda Pedrosa y tres, al 90%, para los ediles que abandonaron Ciudadanos y pasaron al grupo de los no adscritos, Salud Anguita, Iván Martínez y Víctor Santiago. Así consiguió la paz y la tranquilidad a falta de una mayoría absoluta.

En la actualidad, son 18 las liberaciones completas que tiene el Ayuntamiento y 6 las parciales (1 al 90%, 2 al 75% y 3 al 50%). La suma de las retribuciones varía poco. Hace cuatro años, el gasto municipal aproximado era de 942.000 euros anuales y ahora será de 995.000. Los únicos que no cobrarán del Ayuntamiento son Javier Márquez, que recibirá su nómina del Senado, y los concejales socialistas África Colomo y Francisco Lechuga, que percibirán su paga mensual directamente de la Diputación Provincial.

Así no queda la cosa. Hay más personal de la casa con nómina municipal. Se trata de trabajadores de confianza eventuales, con nóminas que oscilan entre los 44.000 y los 10.800 euros. En este apartado sí se estira el chicle con respecto a la anterior legislatura, cuando se produjeron 13 nombramientos. Son personas contratadas para la ocasión, cuyas responsabilidades cesarán a la misma vez que la Corporación Municipal, por lo que, si no hay contratiempos, será dentro de cuatro años. Son 23 en total. 11 están adscritos a la Alcaldía, 2 al PSOE, 6 al PP, 2 a Cs, 3 a Vox (al 50%) y 2 a Adelante Jaén, uno de ellos al 50%.

Este reparto de personal eventual en los grupos políticos es habitual en todos los ayuntamientos. Con ello cada grupo busca a personas de su cuerda para realizar tareas internas, sobre todo administrativas y de comunicación. El decreto de nombramiento corresponde al alcalde, Julio Millán, aunque la designación de cada persona la realizan los partidos que tienen representación municipal. La teoría dicta que estos puestos deben figurar en la Relación de Puestos de Trabajo del Ayuntamiento y los cargos de confianza deben reducirse a tareas de asesoramiento, no a las administrativas, para lo cual hay personal municipal capacitado que podría asignarse a cada grupo político. Sin embargo, en la práctica suele recurrirse a personal de confianza de puertas para fuera.

En el mandato del alcalde Miguel Sánchez de Alcázar (2003-2007) hubo 27 contratados eventuales. En la legislatura de la alcaldesa Carmen Peñalver (2007-2011) se redujo a 20, aunque a mitad del mismo se aumentó a cuatro cargos más de confianza, con fuertes críticas del Partido Popular por el gasto que suponía para las maltrechas arcas municipales.