Actualizado
domingo, 25 agosto 2019
10:54
h
URGENTE
Imagen MANUELA ROSA NUEVA
Manuela Rosa Jaenes

El otro Ayuntamiento

  • Image

Terminó, por el momento, una batalla y, para no aburrir al respetable, empieza otra. Esto de la política es más divertido que una película de Torrente. Da, cuanto menos, para un puñado de guiones cinematográficos con actores de primera que se juegan lo que haga falta por tal de pisar la alfombra roja. No queda otra que ironizar con algo tan serio como crucial para la vida de los ciudadanos. El caso es que se cerró el capítulo de los ayuntamientos, con unos pactos cogidos con pinzas y otros cosidos con hilo de pescar, y se abre el que se conoce como el Ayuntamiento de los ayuntamientos, es decir, la Diputación Provincial de Jaén. Su constitución está pendiente de la resolución judicial que dará la Alcaldía de Peal de Becerro al Partido Socialista o al Partido Popular por un dichoso voto que tiene sembrada la duda de la discordia en un tranquilo municipio. Después, llegará el turno de la puesta de largo de una Corporación en la que están representadas las diez comarcas jiennenses.

Las elecciones del 26 de mayo apenas cambiaron el panorama. Los socialistas permanecen con dieciséis escaños, lo mismo que los populares, con diez, pero cayó Izquierda Unida y entra, por primera vez, Ciudadanos. Francisco Reyes será, por tercer mandato consecutivo, el presidente en una legislatura en la que estará acompañado de caras conocidas en los pasillos del Palacio de San Francisco. Malabarismos tuvieron que hacer algunos y algunas para continuar. Sirva como ejemplo Pilar Parra, que es de Linares, se presentó en la candidatura de Larva y, encima, dejó sin silla en el organismo provincial a la alcaldesa, Ángeles Leiva. Hay guiños a alcaldes con éxito, como Valeriano Martín, Luis Miguel Carmona, Francisca Medina, Yolanda Reche, José Luis Hidalgo o Francisca Molina. También para Pedro Bruno, que se presume que tendrá más peso político. Repiten otros como Ángel Vera o José Castro... Hay de todo, como en botica, porque la Diputación ejerce, incluso, de agencia de colocación cuando alguien queda descolgado del escenario municipal. Es lo que le pasó, sin ir más lejos, al linarense Daniel Campos. Hay quienes dicen que al alcalaíno Carlos Hinojosa también lo invitaron a entrar, pero declinó. Todo queda ordenado en las filas socialistas. En el banquillo del Partido Popular, nada está cerrado. Ni siquiera tienen claro quién ejercerá de portavoz. La “cosa” está entre el presidente provincial y alcalde de Santisteban del Puerto, Juan Diego Requena, que entra por el Partido Judicial de Villacarrillo, y el nuevo concejal de Bedmar Miguel Contreras, que accede por el de Jaén, lo mismo que Juan Morillo —La Guardia— y María del Mar Dávila —Mancha Real—. Lo lógico es que si el máximo dirigente del partido levanta la mano para ejercer el cargo, todos achanten la “mui”. Ya se verá qué pasa. Por el momento, mutismo absoluto. Más nombres de posibles diputados que trascienden: Juan Caminero —Santa Elena—, que compartirá mandato con Luis Mariano Camacho —Bailén—; Encarnación Bienvenida —Frailes—, Francisco López Gay —Villardompardo— y Ángeles Isac —Linares—. Quedan por ver Andújar y Cazorla.

Y una última “pata”. En la formación naranja están a la espera de la decisión de la dirección regional. Hay solo un cargo para repartir, por lo que el camino tiene dos bifurcaciones, es decir, el premio puede ir para uno de los alcaldes que antes eran del Partido Popular y ahora son de Ciudadanos o uno de los que apostó por esta corriente política y se quedó en la oposición. También se puede compartir mandato. Es solo una idea. Por el momento, así está la “cosa”.