El duelo

    20 may 2022 / 16:00 H.
    Ver comentarios

    Hay personas que pierden la esperanza cuando más la necesitan. Personas que se aferran al dolor tras una pérdida irrecuperable. Hay quienes luchan por salir a flote cuando la balsa de la vida se va hundiendo. Nunca estamos a salvo de lo que pueda sucedernos pero, por ello, hay quienes afrontan las adversidades vitales ofreciendo apoyo para el duelo. La decepción es otro tema a tratar que conlleva su propio duelo. Ilusionarse en un mundo de decepciones tiene un doble riesgo. Por un lado, cae tu ilusión. Por otro lado, caen tus expectativas y, si estas no se ven cumplidas, puede que no las elijas para un futuro venidero. Por eso, lo mejor que uno puede hacer es no apartar los pies de la tierra sin, por ello, dejar de soñar. Difícil es la tarea de equilibrar la ilusión con la razón, pues a veces la primera viene de la mano del entusiasmo y, por ende, la razón llega a eliminar las alas de las ilusiones. Quizá no somos capaces de ver que toda ilusión encierra un cambio y tal vez ese cambio solo dependa de nosotros y de nuestra capacidad para hacerlo posible. Sea un proceso este de duelo al pasar de un estado a otro. El duelo, sea por la razón que sea, siempre tiene algo de ese cambio que nos permite recuperarnos de cada caída.

    Diario JAÉN
    Articulistas