IMA HTML5 Attempt to Autoplay


Ecos de las elecciones

    01 jun 2023 / 09:48 H.
    Ver comentarios

    Tanto desde los medios de comunicación como desde los principales partidos políticos nos han querido presentar las recientes elecciones como un examen a la gestión gubernamental del doctor Sánchez y prólogo de lo que pueden ser las generales a finales de año. Craso error el del presidente que, en su soberbia y echándose la campaña a las espaldas, ha eclipsado lo que se jugaba en realidad y ha perjudicado ostensiblemente a muchos alcaldes y comunidades socialistas arrastrándolos en su debacle. Ni tirar de BOE le ha valido para hacer olvidar tanto agravio y desatino de su gobierno. Aun así, Jaén, escapando de la comprensión general, suele ser fiel a las siglas PSOE lo dirija quien lo dirija, y, aunque con pérdidas generalizadas de votos en la mayoría de los municipios, mantendrá muchas alcaldías. Muestra clara de ese hartazgo de Sánchez lo representa Puente de Génave que pasará de ser gobernado por el PSOE a Vox. Y mientras muchos socialistas lamentan la sangría de votos y García-Page respira porque ha sabido oponerse a muchas decisiones del presidente, este no ha dado la cara en la noche electoral. Todo esto requiere una crítica profunda por parte del PSOE y corregir el rumbo equivocado; considerar el cambio de líder porque no todo vale en política para mantenerse en el poder, y porque Sánchez ha asumido como si fueran de todos los socialistas los postulados del PS de Cataluña y sus correligionarios en Baleares o Valencia, sus grandes valedores. Y son bien distintos a los de Andalucía y el resto de España, como se ha puesto de manifiesto a lo largo de la legislatura. Dudo que muchos votantes socialistas de esas comunidades estén de acuerdo con sus representantes en su coqueteo con el independentismo o el maltrato del castellano. Es más, para clarificar y no dejar huérfanos a esos votantes, se debería distinguir entre esos partidos socialistas y el PSOE español, fundamental en la Transición y uno de los padres de la Constitución que Sánchez está poniendo en entredicho con sus pactos. Para ello hace falta valentía y un liderazgo fuerte que plante cara al poder acaparado por Sánchez, en cuya cabeza no creo que quepa la decisión de dimitir. Al cierre de este artículo, el presidente ha convocado elecciones generales. Se supone que él volverá a ser candidato.

    Articulistas