Distancia
y olvido

    25 nov 2022 / 18:15 H.
    Ver comentarios

    El AVE pasa de largo, el aeropuerto es un rótulo y ahora, para colmo, nos alejan otro poco de Granada por carretera. Sí, parece una imposibilidad geográfica, pero ahora estamos más lejos de la capital hermana, y por tanto de “nuestro” aeropuerto. ¿Que cómo es posible?, pues simplemente están cambiando en la autovía que nos une/separa casi todas las señales de velocidad máxima 120 por velocidad máxima 100, y no por cambios en el trazado, incorporaciones o salidas. No sé si es una “pensada” estrategia para que se noten menos los innumerables baches y socavones (¡so cab... qué pareado pienso y no escribo!), porque si es por reducir siniestralidad sería bastante más efectivo un mantenimiento adecuado del firme, y menos comisiones en las inversiones. Parece que la tercermundista costumbre de “arreglar” un bache con una señal de badén ahora se multiplica. ¿Se imaginan ir al traumatólogo con el cúbito fracturado y salir de la consulta con la misma lesión, pero eso sí, en dicho miembro un tatuaje de “¡Cuidado, brazo roto!”? Lo peor es que nadie se sonroja, ni asume responsabilidades, y nosotros, ciudadanos de a pie (y de coche) seguimos practicando el insano y generalizado deporte jiennense de la resignación.

    Diario JAÉN
    Articulistas