Cuento de Navidad

    22 dic 2019 / 11:07 H.
    Ver comentarios

    Erase que se era un pueblo que vivía en el país de las Españas, donde sus gentes eran manipuladas sistemáticamente por expresos actores de la política de ese país. Un pueblo, que tras el día a día de entrega manipuladora llegó a asumir que la prioridad número uno de la gobernanza no era la universalidad en la dignificación y el bienestar de las personas en: la vivienda, el trabajo, los salarios, la sanidad pública, la educación pública, la dependencia... Así que ahora vocean fijamente tan estrictos patriotas-demócratas-constitucionalistas que jamás aflojan ante leyes orgánicas cual Estatut d’ Autonomía de Catalunya: Artículo 1. Cataluña. Cataluña, como nacionalidad, ejerce su autogobierno... Y así lo era que es, hasta ocho comunidades más (naciones, nacionalidades...) conviven en el país de las Españas. Un estado plurinacional en el que hoy dos grandes bloques nacionalistas enfrentados, catalanes y nacionales, están librando la batalla por un tercer bloque, externo, el gran capital económico internacional: en un país miserable, como el de las Españas, que defiende su economía en detrimento del Estado del Bienestar con recortes y políticas salariales a la baja. Para realmente entender el Conflicto Catalán hay que hacerlo con la mirada puesta en la América Latina actual. Es ahí donde se encuentran las verdaderas claves. Barcelona es: metrópolis mundial. El 20% del PIB del país de las Españas lo aporta Catalunya. La mayor inversión de capital extranjero en el país de las Españas se da en Catalunya, concretamente acaparado en Barcelona... En consecuencia los movimientos internacionales del capitalismo refuerzan a la burguesía catalana que no va a parar, ya que vislumbra un nuevo Estatut de Catalunya apoyado por Europa. Mientras toda esta ebullición se asienta los mismos estrictos patriotas-demócratas-constitucionalistas que jamás aflojan; en la intimidad, sueñan con la intervención militar en Catalunya. Y colorín colorado... aunque los malvados de este cuento de navidad global son muchos más; solo visualizarán los rostros de Trump, Putin y Jinping; al igual que unos y otros excusarán la base constitucional para dialogar sobre un referéndum en Catalunya ante otra deriva.

    Diario JAÉN
    Articulistas