Actualizado
miércoles, 21 agosto 2019
18:27
h
URGENTE
Imagen Juan Infante
Juan Infante

Críticas gastronómicas

Ver comentarios

Uno de los libros que con más cariño conservo es “Críticas gastronómicas” publicado en 1971 por Francisco Moreno Herrera, conde de los Andes, con el seudónimo de “Savarín”, y que recopila las críticas que escribió, en el diario ABC, sobre los mejores restaurantes españoles de la época. Con “Savarín” se inicia, en la prensa española, la crítica gastronómica que tiene un gran desarrollo a partir de los años setenta, cuando se produce el fenómeno de “comer fuera de casa”. A partir de este momento aparecen otros importantes críticos gastronómicos como Víctor de la Serna, Rafael Ansón, Cristino Álvarez “Apicius”, José Carlos Capel, Rafael García Santos, Carlos Maribona, Francisco López Canís o Ymelda Romero. Hace unos años se publicó otro libro imprescindible para profesionales y aficionados a la buena mesa: “La cocina de la crítica”, de Fernando Sánchez Gómez, en el que el autor hace un homenaje a la crítica literaria en sugerentes capítulos entre los que destacan: los orígenes y la historia de la crítica gastronómica, las definiciones de gastronomía, los criterios de valoración de la crítica gastronómica o el perfil del crítico. Las guías gastronómicas también han realizado una excelente labor de valoración, información orientación y formación a los amantes de la buena mesa; especialmente, en España, las guías Repsol y Michelín. En los últimos años y con el notable crecimiento del interés por la gastronomía, una abundante pléyade de aficionados y profesionales (blogueros, youtubers, instagramers...) que se desenvuelven con desigual acierto, nos invaden con miles de críticas y opiniones. Sabemos de buena tinta que a nivel de Andalucía y con protagonismo en Jaén, un grupo de gastrónomos (personas aficionadas a la gastronomía y al buen comer) está trabajando en la elaboración de una guía de restaurantes, creada por y para los clientes, que recoja las opiniones de consumidores que disfrutan de una buena comida y un buen servicio. Opiniones honestas que sirvan a otros clientes para tomar las decisiones acertadas que les permitan elegir el restaurante adecuado. Estaremos atentos.