Contra la manipulación

    13 nov 2022 / 16:00 H.
    Ver comentarios

    Pan y circo le llamaban hace siglos. Hoy sigue existiendo esa manera de distraer al ciudadano y seguirá existiendo por muy preparadas que estén las sociedades venideras. En política especialmente, pero en religiones, en deportes y en otros ámbitos, está más que demostrado que el ser humano es manipulable para bien o para mal. Se nos distrae diariamente en prensa, se nos dirige desde la publicidad que consciente e inconscientemente recibimos a diario. Todos, unos más que otros, somos manipulables. Es algo innato al ser humano. Familiares que manipulan a otros, medios de comunicación que publican medias verdades, políticos que interpretan a su manera datos concretos, son algunos ejemplos. En algunas religiones manipulan a jóvenes desde edades tempranas con objetivos terroristas. A veces esta manipulación cala tanto en el ciudadano que acaba por dejar de parecerla. En España tenemos un claro ejemplo con parte de la juventud catalana que ha sido manipulada, de manera que son muchos los que creen, entre otras cosas, que su región fue en otro tiempo un Reino. Son demasiados los medios que el manipulador tiene hoy a su alcance para intentar luchar contra esta. La coherencia personal, es la única arma que los hombres y mujeres tenemos para luchar. Pero la batalla estará ahí siempre.

    Diario JAÉN
    Articulistas