Caminanos que no

    17 jun 2019 / 10:32 H.

    Este artículo lleva algunos vaivenes, parecidos a los pactos por la gobernabilidad del Ayuntamiento, Pero como el nuevo alcalde, hoy ve la luz. Reflexionaba el pasado viernes, con tristeza, por los diferentes avatares que hemos vivido todos, con expectación y asombro en algunos momentos. Terminado el proceso, lo primero es felicitar al nuevo alcalde de Jaén, Julio Millán, a quien le deseamos muchos éxitos en su gestión, que serán los éxitos de esta ciudad. Elegancia democrática la del Alcalde saliente Javier Márquez, que, con humildad, da un ejemplo de como hay que aceptar la derrota, siempre he dicho que a los sitios “hay que saber llegar pero sobre todo hay saber salir”. Ahora hay que volver al trabajo, con ánimos renovados y con la realidad de esta ciudad castigada, maltratada y olvidada en tantos capítulos que necesita mucha entrega y mucho “Diálogo”, sí este con mayúsculas, porque será la única forma de conseguir que salgamos del fondo y empecemos a ver la luz. Esa ciudad de luz, amigo Julio no se consigue sin diálogo con la sociedad civil a la que ahora representas y que sabes está comprometida y dispuesta a trabajar junto al Ayuntamiento, que presides, para transformar Jaén en la ciudad moderna, limpia, sostenible y abierta a un gran futuro.