Administraciones digitales

    14 sep 2021 / 16:57 H.
    Ver comentarios

    La Ley de Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas impulsa a todas las Administraciones, ya sean de ámbito estatal, autonómico o local, ya sean organismos autónomos, sociedades mercantiles de carácter público, consorcios o fundaciones públicas, a adaptarse al contexto histórico y a la realidad social de cada momento. En ese sentido, el desarrollo de las tecnologías de la información, los exponenciales avances en materia de innovación, digitalización, tratamiento de datos y aplicaciones basados en procesos big data y algoritmos, también ha afectado de manera intensa en la forma y en los contenidos de las relaciones de las administraciones con la ciudadanía y el tejido empresarial. Desde 2007 los ciudadanos tienen derecho a relacionarse electrónicamente con las administraciones públicas y éstas se obligaban a contar con medios y sistemas que permitieran ejercer ese derecho. En 2015 todavía se entendía que la tramitación electrónica era una forma especial de gestión de los procedimientos y se mandataba a las Administraciones a que la relación por medios electrónicos pasase a ser su forma habitual de actuación. Una Administración cimentada sobre el funcionamiento completamente electrónico ahorra costes a la ciudadanía y empresas, aumenta el nivel de garantías de los interesados y sirve con mayor intensidad a los principios de eficacia y eficiencia recogidos en la Constitución. Que toda la información se ubique en expedientes electrónicos permite la tramitación del procedimiento bajo los parámetros de transparencia, agilidad de acceso y actualización de la información. Y vino la pandemia y ha puesto en evidencia lo que aún queda por recorrer en el ámbito público en materia de relación electrónica y de innovación. Por ello, se hace necesario ahondar en la modernización de las Administraciones través de la oportunidad que brinda la economía de datos, provocando que se mejore la oferta y ejecución de los servicios públicos. Los nuevos fondos Next Generation UE que están próximos a recibirse son una poderosa oportunidad para ello.



    Articulistas