Actualizado
miércoles, 19 junio 2019
22:25
h
URGENTE

Los placeros siguen sin puesto un año después del derrumbe

Solo se ha llevado a cabo la fase de consolidación de la estructura que queda
Ver comentarios
|
14/03/2019
  • FACHADA. Estado de la parte frontal del Mercado de Abastos, una de las partes que sí quedó en pie después del accidente.
    FACHADA. Estado de la parte frontal del Mercado de Abastos, una de las partes que sí quedó en pie después del accidente.

El pasado 11 de marzo de 2018, el temporal arrasó con el edificio del Mercado de Santiago de la ciudad. Una catástrofe natural que, por suerte, no produjo pérdidas personales. No obstante, quienes tenían su lugar de trabajo aquí quedaron desamparados y sin poder desarrollar su actividad económica. Tanto la Diputación Provincial como la Junta de Andalucía acudieron al lugar a ofrecer ayuda económica para restablecer la normalidad lo antes posible. Se solicitó al Gobierno central la concesión de “zona catastrófica” para poder agilizar los trámites, pero se negó. La prioridad era poder realojar a los placeros en una nueva ubicación provisional lo antes posible, para lo cual se eligieron las instalaciones colindantes al mercado, lo que se conoce como la Plaza de la Fruta. Pero, después de un año y varios cambios de fecha para su apertura, los placeros aún siguen sin tener un lugar para desarrollar su actividad.

Desde el Ayuntamiento se decidió usar 200.000 euros, que iban a destinarse a planes de empleo, para la remodelación de la Plaza de la Fruta. La Diputación Provincial ha llevado a cabo solo la fase de consolidación de la estructura que ha quedado en pie, por medio de un sistema de andamiaje. La Junta de Andalucía ofreció 120.000 euros, que es la cantidad estimada para estos casos de catástrofes naturales. Pero, en este caso, el Ayuntamiento podría no haber estado cumpliendo con los plazos de entrega de documentación y ejecución de la obra, por lo que es posible que la Administración solicitase la devolución de la cantidad. Por parte del Ayuntamiento se asegura que se han cumplido todos los requisitos demandados. Mientras siguen los trámites de las diferentes administraciones, son los afectados los que continúan teniendo el problema, y es que se encuentran sin trabajo y sin puesto para poder vender. Por ahora, continúan las gestiones con los seguros para el pago de la correspondiente indemnización.

En un principio, el Mercado de Santiago se conocía como la Plaza del Pescado, y enfrente se ubicaba la Plaza de la Fruta. Por el mal estado que esta última ya presentaba en los últimos años, y la escasez de puestos ocupados, se decidió desde el Ayuntamiento trasladar a los trabajadores al Mercado de Santiago, por lo que la Plaza de la Fruta quedó en desuso hasta su completa reforma. Pero las obras no finalizaron y el lugar siguió cerrado, y el Mercado de Santiago continuó siendo el único lugar habilitado como plaza. Ahora, los papeles se han visto cambiados con el inesperado derrumbe del Mercado de Santiago, y se pensó en la remodelación provisional de la Plaza de la Fruta mientras se reconstruía la plaza derrumbada. Ha pasado ya un año y no se ha solucionado apenas nada sobre este asunto. El lugar provisional, supuestamente, iba a estar listo en pocos meses, pero aún no se conoce fecha definitiva para la puesta en marcha.

También sin mercado de la fruta

La conocida como Plaza de la Fruta y la Verdura fue el lugar elegido para reubicar provisionalmente a los comerciantes. Las obras de adecuación todavía no han finalizado y muchos de los puestos han tenido que reubicarse en locales cercanos a las instalaciones para poder ejercer la actividad. Se desconoce cuánto va a tardar este edificio en estar listo para abrirse.