URGENTE

Las conocidas Fiestas de la Barriada de la Paz vuelven a ser un éxito, ya que reúnen a cientos de linarenses que desean pasar un buen rato con los amigos o la familia. Las actividades se suceden desde la semana pasada. El miércoles se realizó una actuación de cuenta cuentos en el recinto de la asociación, lugar clave también para esta festividad. Las atracciones, además, tuvieron precio reducido como preludio a la inauguración de las fiestas. Esto fue el jueves, con el pasacalles infantil de animación Disney y la inauguración del alumbrado. También se disfrutó de la gran actuación de “Raíces Flamencas”. El día 12 hubo otra actuación a cargo de Laura María Correa, la concursante de “Se llama copla”. Todas ellas fueron en la Plaza de Rubén Darío, donde se instaló un escenario para el disfrute de los vecinos. El sábado cantaron en el mismo lugar Alba Martos, Salvador Fernández y Rocío Martínez, con la guitarra de Fernando Contreras “El Cali”. Además, durante el día, tuvo lugar la competición de baile por sevillanas en la asociación de vecinos.

Ya el domingo, como último día de la fiesta, tuvo lugar la actuación de la Agrupación Musical de Linares “1875” en el Paseo de los Marqueses. A las nueve de la noche, la entrega de trofeos en el local de la asociación y, como colofón final, la quema de fuegos artificiales y traca final, a media noche. Además de todas estas actividades, es tradición que se coloquen diferentes puestos de venta ambulante en el Paseo de los Marqueses, así como diferentes casetas para poder disfrutar de un piscolabis: hamburgueserías, puestos de patatas asadas, chatos de vino o cualquier cosa que apetezca comer. La caseta de la Hermandad de la Santa Cena ya es un clásico en la fiesta, es el lugar en el que la gente se agolpa para cenar y, a su vez, colaborar con dicha hermandad.

Otra parte más que llamativa de las fiesta es destinada la a las atracciones infantiles. Este lugar se llena de diversión para los niños —y no tan niños—, ya que se instalan gran variedad de atracciones entre las que se encuentran las mas clásicas: el tren de la bruja, los coches de choque o el sapito loco. Sin duda, un año más la conocida como “feria chica” es todo un éxito entre los linarenses.

Las fiestas de las barriadas no cesan, pues en breve comienzan también las fiestas del barrio de Santa Ana. Estas serán el 26, 27 y 28 de julio, coincidiendo con el día de San Joaquín y Santa Ana, que es el 26. No obstante, en el lugar comienzan las actividades, desde el día 18, con diferentes torneos de fútbol, tute, dominó, ping pong, peonza, ajedrez y parchís. Los vecinos se vuelcan y participan activamente en todas las actividades. Además, los pequeños están de vacaciones y aprovechan estos días para pasarlo bien con sus amigos y su familia. Después de todas las fiestas de los barrios, llegará la esperada Feria de San Agustín, ya a finales de agosto.