Actualizado
lunes, 22 julio 2019
04:13
h
URGENTE

La Virgen de Linarejos es acompañada por sus fieles

La patrona procesiona por el Paseo de la Ermita, portada por los horquilleros y también por los ciudadanos que quieran hacerlo. Hermandades y cofradías acompañan a la virgen.
|
14/06/2019

Día especial para los ciudadanos de Linares, pues en esta jornada se celebra la fiesta de renovación del voto de fe a la Virgen de Linarejos. Una vez realizada la procesión infantil el pasado miércoles, la noche de ayer fue para la patrona. Alrededor de las nueve de la noche salió por las puertas de la ermita, ataviada con su manto granate, para bendecir a todos los ciudadanos que se acercaron. El cuerpo de horquilleros se encargó de portar a la Señora, pero también pudo hacerlo cualquier persona que lo deseó a lo largo del recorrido. Ya es tradición que, en este día, los linarenses puedan llevar las andas de la Virgen de Linarejos Coronada. El recorrido se extendió por el Paseo de la Ermita, para volver por el mismo camino hacia su templo. Las aceras se llenaron de devotos que querían ver a su patrona durante la fiesta.

A la entrada al templo, la esperó la Cuarentuna Politécnica, que le cantó también dentro del santuario. Autoridades del Ayuntamiento, así como representantes de todas las hermandades y cofradías de la ciudad, la acompañaron también durante el recorrido. La próxima cita será el domingo, que se celebra la misa de imposición de insignias y medallas al cuerpo de horquilleros. Mientras tanto, el atrio está lleno de vida con la tómbola, las actuaciones y la caseta que la hermandad de la Santa Cena instala cada año.

Además de la actuación de la Cuarentuna, que se celebró una vez terminada la procesión, se suceden otras durante los días de fiesta. Esta noche será la escuela de danza Encarnación Molina, a las nueve y media. El sábado es turno de la asociación de danza Terpsikore, y el domingo, la academia de baile La Piedad. El mismo día que tiene lugar el sorteo de premios, con los números de la tómbola y el castillo de fuegos artificiales como clausura de fiestas. La tómbola de las muñecas permanece abierta desde las ocho de la tarde, los festivos también de 12 a 2 del medio día. Familias y niños participan en ella en busca de conseguir una muñeca o un regalo. Entre estos se encuentran utensilios de decoración y cocina, juguetes, pelotas, etcétera.

Durante estos festejos permanece abierto el camarín de la Virgen para que quien así lo desee pueda visitarla de forma más íntima y disfrutarla más de cerca. Los dibujos realizados por los niños de los centros educativos se exponen, además, en paneles dentro de la ermita a modo de reconocimiento por el trabajo de los mismos. Este año, la fiesta se celebra más tarde que de costumbre, al ser la Semana Santa también más tardía, pero esto no ha permitido que el ambiente cese en el atrio del santuario y los alrededores. La ciudadanía se vuelca con la Virgen de Linarejos Coronada, pero no solo durante las Fiestas del Voto, ya que la peregrinación a la ermita es visible durante todo el año.