Actualizado
martes, 16 julio 2019
09:39
h
URGENTE

La sede local del “Banco de Alimentos” inicia su servicio

La Fundación ya ha distribuido más de 5.000 kilos en la ciudad
Las cifras
5.000
Kilos de bienes que se han recogido, en los primeros dos meses de funcionamiento, por parte de la delegación local de la Fundación Banco de Alimentos.
8.000
Número de familias a las que la Fundación Banco de Alimentos dio servicio, en la ciudad, durante el año pasado. En total, según datos del colectivo, se atendió a más de 20.000 personas.

Primeras semanas de funcionamiento, en la ciudad linarense, con un resultado positivo. La Fundación Bancos de Alimentos abrió, recientemente, su anhelada delegación local en Linares, que actuará como un “almacén distribuidor” para dar apoyo logístico a las tareas de ayuda que el colectivo lleva a cabo en esta zona de la provincia de Jaén. Así, se cumplen ya casi dos meses desde que las nuevas instalaciones comenzaron a estar “operativas”, para dar respuesta a la entrada y salida de productos alimenticios de primera necesidad con los que se beneficia a miles de personas.

“Estamos muy contentos por el inicio de la actividad, después de varios meses de espera, aunque todavía queda mucho por hacer para terminar de habilitar las oficinas y, sobre todo, contactar con personas que quieran unirse a este proyecto”, afirmó el delegado local del Banco de Alimentos, Francisco Patiño.

Desde que se abrieron las puertas de la delegación de la Fundación ya se han recogido más de cinco mil kilos de productos “del día”, gracias a la aportación de comerciantes locales. En su mayoría, frutas y verduras variadas, a las que se suma también género procedente de industrias cárnicas. Junto a dichos recursos, se reciben bienes no perecederos, como legumbres, conservas, leche, pasta o arroz.

“La idea es facilitar y agilizar los trámites y procesos a los suministradores para que, en vez de ir a Jaén, vengan directamente aquí a por los pedidos. Hay que tener en cuenta que dichos distribuidores, como son las parroquias, Cáritas o las ONG, suelen tener problemas económicos o falta de recursos, por eso, tratamos de abaratarles o reducirles esos costes de transporte e infraestructura”, dijo Francisco Patiño.

La nueva nave del Banco de Alimentos, de 720 metros cuadrados de superficie, está ubicada en el Polígono Industrial Los Rubiales y, en ella, trabajan como voluntarios una decena de miembros de la Asociación Promoción Social 28 de Febrero, que se prestan a colaborar con cualquier causa que precise de mano de obra desinteresada. Además, desde la Fundación recuerdan que toda ayuda es poca y animan a la ciudadanía a aportar su grano de arena en un proyecto cuyo principal fin es ayudar a aquellas familias más necesitadas de la ciudad.

“Nuestros mayores esfuerzos se centran, ahora, en seguir pidiendo ayuda y colaboración a todas aquellas personas y comerciantes que quieran echarnos una mano, ya que esto es una labor continua que no se detiene”, recuerda Patiño. Y es que, según indicó el delegado local, “Banco de Alimentos ayudó, el año pasado, a más de veinte mil personas en Linares, las cuales están repartidas en más de ocho mil familias beneficiarias de este servicio.

El proyecto para abrir una delegación en la ciudad comenzó a gestarse hace ya más de medio año. Desde ese momento, la Fundación Banco de Alimentos inició las gestiones y los trámites administrativos pertinentes para hacerse de una nave industrial que sirviera como almacén desde el que poder operar.