Casi 200 personas para incluir la “formación” para su vida laboral

Excelente resultado del programa “Emplea y Emprende con la Economía Social”

10 nov 2019 / 11:54 H.
Ver comentarios

Finaliza un exitoso programa llamado “Emplea y Emprende con la Economía Social”. Fue promovido por la Escuela de Economía Social durante todo el año 2018 y los meses de este 2019. La entidad atendió a un total de 194 personas —de las cuales 142 fueron mujeres— gracias a la financiación de la Obra Social La Caixa en su convocatoria de Inserción Socio-Laboral 2018. Todos ellos recibieron asesoría, orientación para el empleo, intermediación laboral y promoción del emprendimiento. Un proyecto que se centró en la preparación de candidatos para acceder a un empleo y mejorar así sus competencias para adecuarlas al actual mercado laboral, así como sus herramientas de búsqueda. Fundamentalmente, han sido parados de larga duración los que accedieron a este servicio, de diferentes edades. De esta forma, se les mejoró y actualizó el currículum, se prepararon para entrevistas, recibieron sesiones de “coach”, entre otras actividades. La llamada “recualificación” fue una de las necesidades a cubrir, sobre todo en el ámbito socio-sanitario. Para ello, se hace necesario el compromiso conjunto tanto de empresas de ayuda a domicilio como de administraciones y otras instituciones.

Esta escuela se rige bajo los principios y el itinerario de emprendimiento de la Economía Social. La búsqueda de empleos estables y sostenibles se constituyó en la guía de las acciones que la Escuela de Economía Social ha priorizado en esta zona como prioridad frente al desempleo. La incorporación de las nuevas tecnologías dieron muy buen resultado. Se incorporó así la orientación online a través de diferentes aplicaciones como Google o WhatsApp. Esto ha permitido una formación gratuita online, para afianzar y mejorar las competencias, la capacitación y la formación para el empleo. Muchos de los casos atendidos no solo requirieron de la orientación para el empleo, sino también de una intervención social que se realizó en colaboración con distintas entidades de la zona con las que se colabora habitualmente.

Para la Escuela de Economía Social, las claves del éxito han sido aspectos como el avance de la incorporación de la cultura emprendedora en el área social, como eje transversal en los itinerarios marcados. Se generaron oportunidades y recursos para personas en situación de vulnerabilidad social. El trabajo cooperativo ha sido otros de los puntos fuertes de la entidad. También el acercamiento al desconocido mundo del emprendimiento en Economía Social. Aquí se mostraron principios y valores sobre los que se sustenta esta práctica. Las acciones formativas han servido para impulsar la visibilidad y la importancia del emprendimiento social, como actividad generadora de empleo.

Una actividad desconocida en la ciudad hasta el momento, pero que ha conseguido ayudar a casi 200 personas y a mejorar su formación y sus posibilidades a la hora de la búsqueda de empleo. Una iniciativa que se espera seguir desarrollando en los próximos años.

Linares